El carmesí se ha apropiado de la calle y no va a ceder su reinado tan fácilmente. Pero hay una forma moderna de llevarlo. Estas son sus normas.

Estudio en escarlata Por lo visto, no hay crisis mundiales sin auge del rojo rojísimo. Y es que está demostrado sociológicamente que cuando la situación se complica, las mujeres suben la intensidad de sus labios. Ocurrió tras la Segunda Guerra Mundial, en la inflación económica del 2000 y ha vuelto a suceder en esta crisis, cuando el rouge intenso encadena ya cinco años de éxito. Es lo que se conoce como el Índice Lipstick, que se ha convertido, por méritos propios, en un indicador económico. La explicación prosaica es que las mujeres compran este producto para sustituir otros deseos de consumo de lujo, y el resultado es una calle con rostros iluminados por el color más favorecedor.Elige bien y acostúmbrate al colorSi estás a punto de comprar una barra y no lo tienes claro, sitúala a un centímetro de tu boca y plántate ante un espejo. Intenta ver el conjunto algo difuminado. Si funciona, ahí tienes tu nuevo color. Y no pongas excusas, porque a todo el mundo el sienta bien el rojo. A veces es solo cuestión de acostumbrarse. Si te causa impresión al principio, porque nunca vas más allá de un brillo coloreado, empieza la preparación psicológica en casa. Píntate la boca un domingo sin mucha vida social y mírate de vez en cuando en el espejo. Por supuesto, elegir el tono que mejor va con tu piel también es parte del éxito. Anitta Ruiz, beauty coach de LOréal Paris, explica que a las pieles claras u oliváceas les va más el que tiende a fucsia, porque aporta más vida. Para pálidas sonrosadas, el ideal es uno neutro con subtonos azules, mientras que a las más morenas les quedan impecables las tonalidades vino. Acabados de modaEl mate es pura tendencia, moderno, sobrio y muy roquero, pero responde mejor con el resto del rostro bajo mínimos. Y si te atreves con el look cara lavada (tez limpia y cero maquillaje en ojos y mejillas), el efecto es todavía más elegante. Pero antes debes pensar en las necesidades y el estado de tus labios. Si están muy secos o tienden a agrietarse, usa texturas brillantes que disimulan este problema, porque hidratan más, explica Gato, maquillador oficial de Maybelline NY. Y si tienen muchas arruguitas en el contorno, opta mejor por la barra mate, que tiende a correrse menos.Destrezas básicasLa hidratación es ley. Es una regla diaria que no hay que saltarse, asegura Roberto Siguero, maquillador oficial de Lancôme. También se deben desmaquillar correctamente. No hacerlo los reseca y envejece, explica. Si te encuentras ante el dilema de esas pielecillas resecas en mitad del labio inferior, dedica al menos 15 minutos a una inmersión total en un bálsamo reparador, estilo Eight Hour Cream Intensive Lip Balm de Elizabeth Arden, antes de aplicar la barra. Pero elimina cualquier resto antes de dar el color, para que no resbale ni pierda fuerza.La forma moderna de llevarloSe acabó sobresaturar de pigmento. Esa opción (que requiere secar con un tissue varias veces y aplicar de nuevo hasta que el resultado sea muy rojo) déjala para la noche, cuando quieres que el trabajo que te ha costado conseguir esos labios jugosos y definidos dure lo más posible. Durante el día, delinea primero con un lápiz en el mismo tono y no te salgas de la línea de tus propios labios al hacerlo. Aplica el color en una sola pasada, deja que se vaya difuminando con el paso de las horas y vuelve a pintarte siempre que lo necesites. Es un ejercicio de belleza de lo más reconfortante. Intenso, vibrante y mateRequiere un poco más de pericia. Roberto Siguero tiene un sistema infalible (que también exige hidratación previa). Perfila el contorno con un delineador en el mismo tono que la barra y rellena con ese mismo lápiz. Difumina el resultado con un pincel, aplica una capa de polvos sueltos para fijar el resultado y, después, el rojo de labios. Labio mordidoSe caracteriza por su mayor intensidad de color en el centro. Conseguirlo exige aplicar las nuevas texturas en laca con los dedos y en pequeños toques, explica Tom Pecheux, director creativo de Maquillaje de Estée Lauder. La evolución de este look es el labio chupa-chups, que recrea el rojo con el que se tiñe la boca al chupar este caramelo. Un resultado ultramoderno, apunta Goyo Acevedo, maquillador de Shiseido. Este efecto pide aplicar el producto de dentro a afuera con un pincel, mezclándolo con un bálsamo, comenta.Acabado metálico DIYüLa forma casera consiste en aplicar un toque de sombra de ojos metalizada en el centro del labio inferior. Las barras Flipstick de Max Factor, con color en un lado y pigmentos metalizados en el otro, te facilitan el trabajo. Si quieres un plus de volumen, sella el resultado con gloss, aconseja Miguel Ángel Álvarez, maquillador oficial de Max Factor. n

1. Rouge coco Shine en tono Esprit de chanel (31 ). 2. Le Rouge en tono Carmin Escarpin de Givenchy (35,50 ). 3. Barra de labios en Stick en tono n 7, de Deborah Milano (9,95 ). 4. Passion Duo Gloss Fusion Lipstick en tono Infatuation de Dolce and Gabbana (34 ). 5. Sensual Lipstick en tono Vibrant Red de La Biosthetique (22,20 ). 6. Pure Color Red Velvet de Estée Lauder (28,50 ). 7. Dior Rouge en tono n 999 (36 ). 8. Color Riche Intense en tono n 163 de LOréal Paris (13,95 ). 9. Perfect Rouge de Shiseido (27,90 ). 10. LAbsolue Velours en tono Velours de Caprice, de Lancôme (32,30 ). 11. Private Collection Scarlet Rouge de Tom Ford (49 ). 12. Rouge Ectasy de Giorgio Armani (26 ). 13. Superstay 14 h tono Non Stop Red de Maybelline NY (9,99 ). 14. Color Effect Flipstick de Max Factor (9,95 ). 15. Rouge Pur Couture en tono Rouge Neon de YSL (32,80 ). 16. Tono Russian red de MAC (19 ).

En la “red carpet”

Las estrellas de hollywood, como kate bosworth o sandra bullock, se apuntan a esta tendencia.

En la pasarela

el look beauty de la temporada consigue darle un punto sofisticado a las propuestas de moda, sea cual sea su estilo.