Algo más de un cinco por ciento de los niños sufren trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Los terapeutas han hallado un aliado inesperado en su lucha: los ‘serious games’ o videojuegos serios. Por Daniel Méndez

¿Por qué mi hijo, incapaz de prestar atención al hacer los deberes o de parar quieto durante unos minutos, se concentra tanto jugando a la consola? Es la pregunta que se formulan muchos padres de niños afectados por el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). La respuesta se encuentra en un conjunto de neuronas que se esconden en lo más profundo del cerebro. Reciben el nombre de ‘núcleo accumbens’ y forman parte del estriado ventrial, la región cerebral asociada al placer y la recompensa.

Un estudio publicado hace unos años por un grupo de investigadores del hospital Vall dHebron y la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) sometió a 84 chavales a resonancias magnéticas. Todos contaban entre 6 y 18 años, y la mitad de ellos habían sido diagnosticados con TDAH. ¿El resultado? El núcleo accumbens mostraba un menor volumen en aquellos afectados por esta alteración cognitiva. Para hacer cualquier cosa, tenemos que estar motivados , dice Susanna Carmona, investigadora de la unidad de neurociencia cognitiva de la UAB. Nuestros circuitos de recompensa deben tener un determinado nivel de dopamina para ir liberándola en pequeñas dosis. Así mantenemos la motivación a largo plazo . Y la dopamina se produce, precisamente, en este estriado ventrial. Mantener atentos a estos chavales agrega puede depender, así, de saber dar compensaciones inmediatas . Y en esto los videojuegos son grandes expertos. Puntos, vidas extras, bonificaciones, saltos de un nivel al siguiente

De esto precisamente, de la relación entre videojuegos y trastorno por déficit de atención, se va a hablar en el Fun and Serious Games Festival, que se celebra en Bilbao a partir de mañana lunes 25 de noviembre y hasta el 1 de diciembre. Allí acudirá, con su videojuego bajo el brazo, el holandés Marijn Kraakman. Nacido en 1981, es jefe de proyecto de Plan-it Commander, un juego en línea desarrollado específicamente para potenciar una serie de habilidades que suelen ser especialmente dificultosas en esos chavales a los que, a falta de un nombre mejor, el catalán Augusto Vidal Perera se refería, en su Compendio de psiquiatría infantil editado en 1908, como niños revoltosos, que mariposean . Hoy existe un nombre mejor. TDAH, y un dictamen recogido en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV), que sirve de referencia a nivel mundial. La prevalencia en edad infantil en España se mueve entre un cinco y un siete por ciento, unas cifras que se encuentran dentro de la media mundial.

Los ‘serious games’, o juegos serios, pueden ser un gran aliado para estos chavales. Un síntoma más de cómo los videojuegos, tan estigmatizados por nocivos en el pasado y asociados a adicciones, contenido violento o sexista, son ahora también en parte reivindicados como una herramienta educativa y terapéutica. Cada vez surgen más voces y experimentos que confirman sus efectos positivos, incluso en uno de los juegos más polémicos por su alto contenido violento. Hemos visto que juegos de acción, como Call of Duty dice Daphne Bavelier, neurobióloga de la Universidad de Rochester logran entrenar la corteza visual y el resto del cerebro para mejorar la información que se le envía desde los ojos . Podríamos citar más ejemplos de investigaciones a favor y en contra. Lo cierto en cualquier caso es que los serious games son ya un aliado empleado con éxito en educación, rehabilitación de mayores y menores, tratamientos psiquiátricos desde junio está disponible en Holanda la versión comercial de Plan-it Commander.

Creado por las empresas Ranj, Healthy Solutions (una filial de Johnson and Johnson) y la Sociedad Flamenca de Padres de Niños con TDAH, este juego está pensado para que los pequeños jueguen on-line desde sus casas. Es un juego de aventuras donde el participante debe resolver una serie de problemas que se le plantean. Llegado el momento, puede pedir ayuda de su equipo y ver y comentar las partidas de otros jugadores en directo. Eso sí, con un límite de tiempo diario. Nuestro gran reto ha sido lograr que sea ameno, pese a la repetición que inevitablemente debes introducir. Cuando estás entrenando una serie de habilidades, debes ensayarlas una y otra vez. El juego parte de una misión espacial, que siempre gusta a los pequeños, y utiliza todas las herramientas de los juegos comerciales. Pero con un fin clínico , explica Erik Holl, director asociado de Healthy Solutions. Por supuesto añade, Plan-it Commander busca ser un complemento a otras terapias, y no sustituir el tratamiento. Los resultados muestran que tanto los profesores como los padres ven que se producen avances después de unas semanas .

El pequeño no es consciente, pero las distintas pruebas están fomentando capacidades como la conciencia del tiempo, la capacidad de planificación o el comportamiento social. ¿Cómo lo hace? Debe, por ejemplo, atravesar un laberinto en una cueva donde hace tanto calor que solo se puede permanecer por un corto periodo. Es fundamental gestionar el tiempo necesario para completar esta prueba. Está previsto que a finales de este año se publique un artículo científico con los resultados de la investigación de los especialistas involucrados en el desarrollo de Plan-it Commander, realizado con un grupo de 200 pequeños que han podido probar la versión completa del juego. Fuentes oficiales de la compañía no han querido adelantar los resultados, aunque sí avanzaban que resultan prometedores.

Otros juegos con fundamento

-‘Tetris’ contra el ‘ojo vago’. Un equipo de investigadores de la Universidad McGill de Canadá realizó un estudio sobre los beneficios de este clásico de los videojuegos para tratar la ambliopía, síndrome familiarmente conocido como ‘ojo vago’. ¡Y funciona mejor que el parche!

rong>-Exorcizando el cáncer infantil. Joel Green tiene cuatro años. Y hace tres le fue diagnosticado un cáncer. Su padre, Ryan, programador de videojuegos, creó con su mujer, Amy (y un amplio equipo), el juego That dragon, cancer para tratar de superar los miedos y las angustias de ese dragón. el cáncer de su hijo.

-A la caza del tesoro. Treasure hunt o La caza del tesoro es un juego desarrollado por el departamento de psiquiatría infantil y adolescente de la Universidad de Zúrich. Está orientado a menores de entre 8 y 12 años sometidos a distintas modalidades de tratamiento cognitivo.

Fan and Serious Games

El festival que ya es un clásico

Los videojuegos invaden, un año más, Bilbao. Esta semana del 25 de noviembre al 1 de diciembre se celebra el tercer Fun and Serious Games Festival, a caballo entre el Museo Guggenheim, la Alhóndiga, el Teatro Campos y el Palacio Euskalduna de Congresos. Allí se van a reunir los grandes nombres del sector, tanto en su vertiente lúdica como en la de juegos serios, que ganan cada vez más terreno. Este año, el festival es apadrinado por el cineasta Nacho Vigalondo, que analizará con Jaume Balagueró y Gonzo Suárez, entreotros, la relación de dos de las industrias más potentes de hoy. el cine y el videojuego. Estarán también los grandes del sector. Tommy Palm, el creador de la saga Candy Crush, o Ian Livingstone, uno de los grandes pioneros, que lanzó algunas de las grandes franquicias de los últimos años. Tomb Raider, Deus Ex Livingstone hablará del potencial de los videojuegos como herramienta educativa. ¡Y, por supuesto, los premios a los mejores juegos de 2013! Más de 20 categorías para los de ocio y cuatro para los juegos serios.