Esta máquina es capaz de Bombear sangre, como un corazón, al tiempo que la oxigena, como un pulmón. Prolongó la vida del niño enfermo de difteria de barcelona. Lamentablemente, no pudo salvarlo.

Se llama ECMO, por las siglas en inglés de membrana de oxigenación extracorpórea. Es una máquina muy querida por los padres de niños prematuros que nacen con insuficiencia respiratoria, pero también se utiliza para ayudar a pacientes con graves problemas cardiacos y con otras patologías, como el niño de seis años que falleció el 27 de junio en Barcelona víctima de la difteria, y que permaneció enchufado a ECMO durante un tiempo.Esta máquina tiene su propio pulmón (membrana oxigenadora) y una bomba que funciona como un corazón porque hace que circule la sangre.Los pacientes que son conectados a ECMO dan un respiro a sus pulmones y a su corazón mientras su sangre se oxigena y regresa a ellos. La máquina ECMO tiene sus límites, no se puede vivir eternamente enchufado a ella.Se utiliza sobre todo en bebés.Les insertan unos catéteres en la yugular, la bomba de ECMO impulsa su sangre (oscura porque contiene poco oxígeno) a través de unos tubos y la lleva al pulmón artificial, donde se agrega oxígeno y se elimina anhídrido carbónico. La sangre pasa por un calentador que la pone a la temperatura adecuada (37 C) para regresar al cuerpo. Cuando vuelve al paciente, ya es de un vivo color rojo porque está oxigenada. Cuando están conectados a la máquina, los pacientes permanecen sedados. F. U.

UniversalMuchos hospitales españoles cuentan con máquinas acomo el hospital de La Fe, en Valencia, incluso tienen unidades móviles.

ASÍ FUNCIONA LA MÁQUINA ECMO

EXtracción y circulación Se insertan unos catéteres en la yugular del paciente. La sangre sale por unos tubos. Bombeo La máquina tiene un motor que bombea la sangre, hace las funciones del corazón. Oxigenación La membrana oxigenadora artificial de la máquina funciona como un pulmón. Allí se oxigena la sangre y de este modo descansa el pulmón natural del paciente. Temperatura La sangre pasa por un regulador de temperatura para adquirir los 37 C idóneos para regresar al cuerpo del paciente, a donde vuelve más oxigenada y con un color rojo más vivo.