¿Ventanilla o pasillo? La elección influye en la seguridad. Lo demuestra un estudio reciente que ha analizado al detalle 17 accidentes aéreos. Por Fátima Uribarri

Los asientos centrales de la última fila del avión son los más seguros; lo ideal es viajar cerca de una salida y lo más peligroso es sentarse junto al pasillo en la parte central del avión, la zona de las alas.

Son las conclusiones del último estudio realizado en los Estados Unidos.Los investigadores entre los que están una empresa especializada en datos y estadísticas relacionados con la aviación y una asociación de supervivientes de accidentes aéreos analizaron a conciencia 17 accidentes aéreos sucedidos en los Estados Unidos durante los últimos 30 años. Por supuesto que es determinante el tipo de accidente, pero ante las conclusiones de este estudio habrá que elegir entre seguridad y comodidad: los asientos centrales de la última fila son de los más incómodos de los aviones.

Salidas de urgencia

Las normas de seguridad establecen que, en caso de incendio, un avión se pueda evacuar en 90 segundos. La distancia máxima entre salidas de emergencia debe ser de 18 metros.

Lo peor: pasillo en el centro

Los asientos de pasillo situados en el centro del avión son un 57 por ciento más peligrosos que los de las últimas filas. La mayoría de los accidentes aéreos tienen lugar durante el despegue o el aterrizaje.

Consejos de seguridad

El 89 por ciento de los pasajeros no leen los folletos que explican lo que hay que hacer en caso de emergencia. Y solo la mitad de ellos atienden a las explicaciones previas al despegue.

A cinco filas de distancia

En caso de incendio, los viajeros situados a más de cinco filas de distancia de una salida tienen menos posibilidades de sobrevivir.

Última fila

Los asientos centrales de las últimas filas del avión son los más seguros. su índice de víctimas mortales es del 28 por ciento. La última fila, además, está cerca de una salida, crucial en caso de incendio.