Una pastilla contra el alzhéimer y un medicamento para diabéticos que puede retrasar el envejecimiento, nuevas investigaciones en marcha. Por L.G. 

Nadie duda de que cada vez viviremos más; ahora, la clave está en conseguir que vivamos mejor esos años añadidos, lo que llamamos ‘amortalidad‘. En esa lucha, el primer frente de batalla es la demencia y, sobre todo, el alzhéimer, que en los próximos 20 años se duplicará si no se le pone freno. Sigue sin haber cura, pero acaba de hacerse público un importante avance. la LM11A-31, una píldora que promete cambiar los tratamientos del alzhéimer. El doctor Frank Longo, neurólogo de la Universidad de Stanford, es el creador de este nuevo medicamento, que tras demostrar su éxito en ratones se va a probar ahora en humanos.

Lo sorprendente de la LM11A-31 es el enfoque. Hasta ahora, los científicos intentan atacar directamente el problema. el exceso de amiloide en el cerebro que forma placas pegajosas de proteínas que destruyen las neuronas. Los fármacos tradicionales intentan descomponer el amiloide y lo hacen cuando la enfermedad ya se ha desarrollado.

A lo sumo lo que se intenta, como el último y exitoso estudio con bexaroteno (actualmente comercializado para el tratamiento del cáncer) de la Universidad de Cambridge, es actuar en la fase más temprana de la enfermedad.Longo ha cambiado el enfoque. ha decidido actuar antes y, en lugar de atacar, defenderse. La píldora de este doctor refuerza las células cerebrales para que el amiloide no pueda dañarlas. Longo aprovecha las nuevas tecnologías de imagen y ha encontrado 14 señales de los nervios del cerebro que son deterioradas por el amiloide. La LM11A-31 puede actuar fortaleciendo al menos diez de ellas y previniendo el avance de la enfermedad.

Otro sorprendente y esperanzador avance en la mejora de nuestra vejez es el estudio de los efectos de la metformina un fármaco para tratar la diabetes en el envejecimiento. La metformina es un fármaco sensibilizador de insulina, recetado normalmente para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo II, ya que suprime la producción de glucosa por el hígado. Un grupo de investigadores liderados por el profesor Nir Barzilai, del Colegio Albert Einstein de Medicina de Nueva York, han experimentado con este producto en animales y ha demostrado que prolonga la vida más saludable y la esperanza de vida en gusanos y en algunas cepas de ratón. Los estudios también sugieren que podría retrasar las enfermedades cardiacas, el cáncer y el deterioro cognitivo.

Los estudios son tan prometedores que ahora se va a realizar un ensayo clínico, el Targeting Aging with Metformin (proyecto TAME), con 3000 personas de entre 65 y 80 años con riesgo de desarrollar esas enfermedades, para estudiar el efecto directo de la metformina en el proceso de envejecimiento. Si el estudio da resultados positivos, puede convertirse no solo en un enorme negocio, sino también en uno de los mayores avances de la historia de la medicina, por lo que supondría el ahorro de gastos sanitarios.

Preguntas incómodas

¿La gente feliz vive más? Un estudio realizado con 720.000 mujeres y publicado en Lancet el año pasado concluyó que la felicidad no garantiza que se viva más tiempo. Dicho esto, hay muchos estudios que indican que ser feliz es bueno para la salud y que el estrés es malo.

¿Por qué algunos con malos hábitos viven tanto? Seguro que conoce a alguien que fuma mucho y come mal y pasa de los 90. Y es que la genética pesa más que loshábitos. Un estudio de la Universidad Albert Einstein lo ratifica. Hay dos secuencias genéticas que mantienen bajo el colesterol malo y aumentan el bueno. Según cómo funcionen esos genes, tenemos más probabilidades de sobrellevar los malos hábitos.

¿Por qué viven tanto? Los científicos estudian estas especies longevas

La almeja, 500 años a base de proteínas. La almeja de Islandia puede superar los 500 años. Los científicos creen que se debe a su habilidad para proteger sus proteínas.

La rata desnuda, 30 años arrugada.Se cree que la razón de su longevidad, comparada con la de otros roedores, está en la elasticidad de su piel, que dificultaría la división celular.

El murciélago de Brandt, 40 años controlando las hormonas. Su longevidad se debe a que ha desarrollado unas mutaciones únicas en la hormona del crecimiento.

El loro, 70 años a cámara lenta. Alcanzan los 70 años y algunos como el kakapo de Nueva Zelanda, los 90. Su secreto podría estar en que hace todo más despacio, incluida la reproducción, que en el caso de las hembras no vive hasta los 6 años.

La ballena, 200 años en el ADN. La ballena de Groenlandia es el mamífero más longevo. Puede llegar a los 200 años. En 2015 se analizó la secuencia genética de una de ellas y se encontraron algunas alteraciones de ADN que podrían explicarlo.

La tortuga gigante, 100 años latiendo.Se podría argumentar, visto su ritmo, que la falta de estrés del animal ayuda a que vivan un siglo, pero está directamente relacionado con su ritmo cardiaco. Su corazón late la mitad que el de los humanos.

La medusa, inmortal.La Turritopsis dohnstantemente. El secreto está en el llamado proceso celular de transdiferenciación; es decir, transforma células en otras de otro tipo.