Las inundaciones ya han causado más de 200 muertos y millones de pérdidas este año.

Cada año, cuando comienza la temporada de lluvias, el río Yangtsé se desborda en algún lugar. Este 2016 las inundaciones han afectado a 11 provincias chinas y han dejado, de momento, 237 muertos. Más de 90.000 personas han tenido que ser desplazadas y las pérdidas económicas se estiman en unos mil millones de dólares. El desastre podría considerarse natural si no fuese porque se repite sistemáticamente y porque este espectacular río, el tercero mayor del mundo después del Amazonas y el Nilo, ha sufrido tantas y tan drásticas intervenciones por parte del hombre que bien podría pensarse que es el río mismo el que se rebela. Para construir la presa de las Tres Gargantas, la más grande del mundo que alimenta a la mayor central hidroeléctrica construida, se emplearon 17 años y se alteró el cauce del río. Dos millones de personas fueron desplazadas. Pero no solo las inundaciones alteran al Yangtsé. El Ministerio de Agricultura de China ha elaborado un plan de protección de su fauna que significará la prohibición total de la pesca en el río más largo de Asia. Según los datos del Ministerio chino, la población de cuatro especies de peces que tradicionalmente servían de alimento se ha reducido en un 97 por ciento con respecto a las cifras de 1950. El exceso de pesca y la contaminación son factores determinantes, pero el Ministerio reconoce otro. la construcción de presas. p. l.

En cifras

6300 km de longitud tiene el río, cuyo caudal es de 31.900 m³/s, casi cien veces el del Ebro.

25 millones de toneladas de residuos se vierten al río cada año. el 40% de los desechos de todo el país.

rio yangtse

A plena garganta
En la garganta del Salto del Tigre, el Yangtsé es un espectáculo que atrae a miles de turistas. El cañón, de 16 kilómetros de largo, transcurre entre laderas de hasta dos mil metros de altura.