Analistas alemanes sostienen que El pintor holandés retrató hace 500 años muchas de las crueldades que ahora salen en las noticias.

Cuando calificaron las crueles escenas pintadas por el Bosco como herejías, salió en su defensa fray José de Sigüenza. conocía bien las imágenes del pintor porque Felipe II había llevado varias de ellas (incluido El jardín de las delicias) a El Escorial. Según fray José, las escenas del Bosco no eran heréticas. eran reales. Los terribles suplicios que mostró el artista son «una sátira pintada de los pecados del hombre», dijo. En su opinión, el holandés mostró a los hombres «cuales son por dentro». Tenía razón. Los torturados, azotados o enjaulados que imaginó el Bosco existen. aparecen en las noticias quinientos años después de la muerte del pintor. No es que no hubiesen existido antes y durante la época del Bosco, pero estudiosos alemanes han analizado el imaginario del pintor y la actualidad y los símiles son inquietantes. Así, han encontrado parecidos entre los furiosos latigazos que recibe Jesucristo en la obra Cristo con la cruz a cuestas y los que descargan sobre los acusados de participar en el reciente intento de golpe de Estado en Turquía. Los cuerpos desnudos y asustados de El juicio final recuerdan a los torturados en la prisión estadounidense de Abu Ghraib, en Irak. También hay escenas bosquianas en las ejecuciones difundidas por el terrorismo yihadista, aunque la dureza de las imágenes reales hace imposible su reproducción. El escritor Cees Nooteboom incluso ve coincidencias entre el San Cristóbal del Bosco y el cadáver del niño sirio Aylan en una playa. Las perversiones que mostró Hieronymus Bosch en el siglo XVI son lamentables verdades.

Bosco4Latigazos
Azotes sobre Jesús en Cristo con la cruz a cuestas, pintado por el Bosco en 1500, y sobre los acusados de participar en el golpe de Estado en Turquía de julio pasado.

Bosco2

Enjaulados
Condenados de El juicio final aguardan tras los barrotes su tormento. En Irak se enjauló a prisioneros. Aunque aun peor es el enjaulamiento y la quema de presos que lleva a cabo el ISIS y que recuerda terribles escenas del Bosco.

Bosco3

El símbolo
Al escritor holandés Cees Nooteboom, autor de El Bosco. Un oscuro presentimiento (Siruela), la muerte del niño sirio Aylan le recuerda al cuadro San Cristóbal con el niño Jesús.

Bosco1

Torturas
Detalle del panel central de El juicio final, donde los pecadores reciben terribles castigos. Recuerda a las imágenes de la prisión estadounidense de Abu Ghraib en Irak en 2004.