¿Café, una bebida energética…? Va a ser que no. Muchos jóvenes de las start-ups de Silicon Valley desayunan con LSD, ácido lisérgico, la droga de los hippies de los años 60.

Eso sí, lo hacen en microdosis, una ingesta unas diez veces menor de la que provoca el viaje alucinógeno. Todo por aumentar su creatividad y su rendimiento profesional.

3 millones de jóvenes menores de 25 años consume LSD en Estados Unidos. El consumo se ha duplicado en los últimos años

Sus defensores argumentan que, tomado en dosis mínimas un par de veces por semana, les crea un estado de euforia suave, los ayuda a concentrarse y los inspira para acometer nuevos retos… Sin crear adicción, dicen. El psicólogo James Fadiman expone que el microdosing crea un estado en el que fluyes y eres más empático con tu entorno.

Sus detractores han dado la voz de alarma: opinan que el aumento del consumo de esta sustancia es una consecuencia de la distracción perpetua en la que viven los nativos digitales, incapaces de concentrarse en una sola actividad. «Muchos profesionales se ven como máquinas que hay que optimizar con cualquier herramienta. meditación, ayuno intermitente, fármacos inteligentes y ahora el LSD...

17,5% se ha disparado el consumo desde 2014 en el Reino Unido. En Europa lo ha probado el 4% de los jóvenes

“Ser productivo es sexy. Y cualquier ventaja competitiva puede resultar decisiva para tu equipo, tu producto o tu negocio”, explica Geoff Woo, experto en el biohacking de la función cognitiva. Pero lo más inquietante es que las consecuencias de este consumo micro no están nada claras. No hay estudios sobre sus efectos a largo plazo, pero sí se sabe que a corto puede causar hasta estados de psicosis transitoria. Por no hablar de que se trata de una sustancia ilegal. Los nuevos consumidores lo compran en la dark net, la Internet oscura, donde se puede encontrar de todo, según cuentan en la revista Wired.


LA HISTORIA DEL ÁCIDO EN CUATRO PASOS

Años cuarenta. El hongo mágico

SWITZERLAND-SCIENCE-DRUGS-LSD-HOFMANN

Albert Hofmann, químico de los laboratorios Sandoz de Suiza, que sintetizó el LSD a partir de un hongo del cornezuelo de centeno, ingiere una dosis accidentalmente y experimenta sus efectos alucinógenos.

Años cincuenta. En el diván

U1214041

Muchos psiquiatras y psicoanalistas ven en el ácido lisérgico una terapia antidepresiva. Se populariza entre los famosos, como el actor Cary Grant, que según su exmujer lo usaba «para alcanzar la paz interior».

Años sesenta. La psicodelia

Captura de pantalla 2016-09-14 a la(s) 10.21

La contracultura experimenta con los usos recreativos y espirituales del LSD. Se convierte en un icono de la comunidad hippie. Es ilegalizada en 1968. Su consumo fue declinando, sustituido por los opiáceos.

Año 2010 en adelante…

CASO LSD

Las investigaciones sobre los efectos del LSD se reanudan, impulsadas por las técnicas de neuroimagen. Los jóvenes lo rescatan para rendir más. Erróneamente creen que es menos perjudicial que otras drogas.