Así han muerto 323 renos del Parque de Hardangervidda (al sur de Noruega)

Los vigilantes de la reserva natural, de más de 8000 kilómetros cuadrados donde viven hasta 11.000 renos, se quedaron estupefactos ante la tragedia: se encontraron los cadáveres de adultos y crías esparcidos en un radio de 80 metros

Los hombres remataron a cinco animales que amanecieron moribundos tras una noche terrible: la tormenta eléctrica fue muy potente y los renos, asustados, se agruparon; por eso, la electricidad pasó de unos a otros. Los rayos matan a unas 2000 personas al año en todo el mundo.