La escena tuvo lugar en Rio Negrinho, Brasil, en una enorme zona pantanosa, la cual es un ecosistema único que se adentra también en Bolivia y Paraguay. Por M. G.

En este gran cenagal, la cadena de la vida no cesa: las inundaciones nutren el suelo, que alimenta a especies que son presas de otras, como bien supo captar el fotógrafo Massimiliano Bencivenni en esta impactante imagen que ilustra la cadena alimentaria como pocas veces podemos verla en la naturaleza.

El fotógrafo tuvo tiempo aún para un segundo disparo, en el que se ve cómo el cocodrilo cierra sus poderosas mandíbulas sobre el pez grande y se adivina cómo el pez chico se libra así de ser engullido.