Se acaba de descubrir un santuario de arte rupestre en el corazón de Lequeitio (Vizcaya). Por M. G.

A 50 metros de la entrada de la cueva de Armintxe, en el casco urbano de la ciudad, hay 50 grabados de hace unos 14.000 años. Las figuras son impactantes y sorprendentes, destacan los expertos. Lo son por su tamaño -hay un caballo de metro y medio-, por su técnica -las hicieron con microdesconchado- y por su excepcionalidad: hay dos leones, algo insólito.

Hasta ahora se habían hallado dibujos de leones en cuevas del sur de Francia, pero no al otro lado del Cantábrico. El hallazgo de este tesoro de la humanidad abre nuevas vías de estudio, celebran los investigadores.