Se cumplen 70 años del proceso que ha sentado las bases de los actuales Tribunales Internacionales de Justicia. Por Fátima Uribarri

El 20 de noviembre de 1945, casi con los cascotes de Núremberg (Alemania) todavía humeantes, comenzó uno de los procesos más importantes de la Historia. Fue algo excepcional: se juzgaba con celeridad a los responsables de delitos hasta entonces poco definidos como conspiración contra la paz, crímenes de guerra o crímenes contra la humanidad. Se celebraron hasta 13 vistas en las que se acusó a 611 personas relacionadas con el nazismo. No había precedentes de un enjuiciamiento universal equiparable. En agosto de 1945 se redactaron en Londres un acuerdo y un estatuto que fijaban el desarrollo de los juicios y sus normas procesales.

Con Núremberg nacía un nuevo derecho humanitario que internacionalizaba su jurisdicción. Fue un proceso polémico y con muchas dificultades, pero fue un referente para la Corte Penal Internacional para los crímenes cometidos en la desaparecida Yugoslavia que comenzó a trabajar en 1993 y también para el nacimiento de instituciones como el Tribunal Penal Internacional permanente con sede en La Haya que nació en 1998.


LOS PROCESOS EN LOS QUE HA INFLUIDO

Limpieza étnica: Yugoslavia, 1993

Juzgó la limpieza étnica en más de 40 municipios, el genocidio de Srebenica (fueron asesinados 8000 varones musulmanes), el asedio de Sarajevo y la muerte de 100.000 personas en Bosnia-Herzegovina.
Sentencias: 102; de ellas, 19 absolutorias. 40 años de cárcel para Radovan Karadzik, expresidente de la República Serbia de Bosnia-Herzegovina.

Genocidio: Ruanda, 1994

El 6 de abril de 1994 se desencadenó un brutal genocidio. En solo cinco meses fueron asesinados más de 800.000 tutsis y hutus moderados en una nación de menos de ocho millones de habitantes. Sentencias. la cadena perpetua dictada contra el exalcalde Jean Paul Akayesu está considerada la primera condena internacional por genocidio.

Mutilaciones: Sierra Leona, 2002

Entre 1991 y 2002, la guerra civil provocó 100.000 víctimas. Se juzgan las violaciones, mutilaciones, asesinatos y reclutamiento forzoso de niños soldados.
Sentencias. 50 años de cárcel para el expresidente liberiano Charles Taylor.

Exterminio: Camboya, 2006

Entre 1975 y 1979, los jemeres rojos aniquilaron a dos millones de camboyanos en una de las mayores atrocidades de la Historia. El Tribunal para el genocidio Camboyano se estableció en Phnom Penh.
Sentencias. cadena perpetua para Kaing Guek Eav, director de la prisión de Tuol Sleng, donde fueron asesinados 20.000 camboyanos (solo sobrevivieron 20 reclusos).

Magnicidio: El Líbano, 2005

Tribunal internacional para enjuiciar a los presuntos responsables del atentando del 14 de febrero de 2005 que causó la muerte del anterior primer ministro libanés Rafiq Hariri y otras 22 personas. Sentencias. cuatro; de ellas, dos absolutorias.

Guerra: La Haya, 2002

El Tribunal Penal Internacional con sede en La Haya juzga los delitos de genocidio, crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y guerras de agresión en nueve países. República Democrática del Congo, Costa de Marfil, Georgia, Kenia, Libia, Mali, Sudán, Uganda y República Centroafricana.
Sentencias. 18 años de cárcel para el antiguo vicepresidente de la República Democrática del Congo Jean-Pierre Bemba. Orden de detención contra Omar Hasán Ahmad al Bashir, jefe de Estado de Sudán.