Hasta 30 años de cárcel podrían caerles a 135 detenidos por saquear supermercados en Veracruz: se los acusa de… terrorismo. Por F. G.

Un aumento en el precio de la gasolina encendió la mecha. El Gobierno mexicano anunció subidas generalizadas del combustible de en torno al 20 por ciento. En muchas zonas del país, la gente salió a la calle con pancartas de «no más gasolinazos» y consignas contra la reforma energética del Ejecutivo, pero en varias ciudades y en especial en el estado de Veracruz la protesta derivó en algarada y acabó con 24 horas de saqueos a supermercados y comercios. Los disturbios tuvieron lugar entre el 4 y el 5 de enero, hasta que fueron controlados por las fuerzas de seguridad.

Todo empezó con una protesta por el aumento del precio de la gasolina

Más de 500 personas fueron detenidas y al menos tres murieron en diversos enfrentamientos con la Policía. Lo que ha pasado después es ya una cuestión judicial, que está derivando en nuevas protestas. Y es que en aplicación del nuevo Código Penal, a 135 de los detenidos no se los acusa de robo, sino de terrorismo, con lo que se enfrentan a penas de hasta 30 años de prisión. El presidente Peña Nieto ha garantizado ‘mano dura’ ante este tipo de actos violentos y ha anunciado una reducción del 10 por ciento en los salarios de los funcionarios públicos. Y todo esto para comenzar el año en el que le tocará hacer frente a las decisiones de Donald Trump para impedir que las empresas fabriquen en México.