La India permite el trabajo de los niños de cualquier edad mientras lo hagan en negocios familiares. Las ONG denuncian esta forma de explotación. Por L. G. 

De los 168 millones de niños trabajadores que hay en el mundo, 5,7 millones están en la India. Es el país con mayor incidencia de empleo infantil, a pesar de que en los últimos años se ha reducido a la mitad gracias a una ley de 1986 que prohibía a los menores de 14 años trabajar en 83 tipos de labores peligrosas. Pero el verano pasado se promulgó una enmienda a esa ley que volvía a abrir la puerta al trabajo indiscriminado de menores.

Hay más de cinco millones de niños trabajadores

La enmienda admite una excepción al trabajo en esa franja de edad: hacerlo en negocios familiares. Es decir, que si trabajan para la familia, pueden hacerlo sin limitación de edad ni condiciones. Save the Children y la ONG India Bachpan Bachao Andolan mostraron su rechazo, pero no pudieron impedir que se aprobase.

«Se escudan en los valores de la familia para justificar la explotación económica de los niños», alegaron. Ahora intentan concienciar a la gente contra el trabajo infantil con campañas que intentan llegar a los mismos niños.