Reinventarse o morir: el paro golpea duro a los informadores. Se imponen los reporteros multitarea y multimedia. Por Fátima Uribarri

El periodista multitarea es una realidad impuesta por el mercado y avalada por una sentencia judicial. En 2010, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid dio la razón a la agencia Efe y dictaminó que un mismo periodista puede elaborar informaciones «en cualquier soporte». Debe ser capaz de realizar labores periodísticas «en un nuevo entorno: el ciberespacio». Por eso hay periodistas que graban imágenes, toman notas, hacen fotografías, preguntan, tuitean redactan y difunden la información. Requiere pericia, eso sí. Y cada día más. La reportera de la imagen utiliza un sofisticado arnés para grabar y emitir en streaming desde las inmediaciones de la Muralla China en Pekín. Es una periodista multimedia y multitarea. Ha espabilado. El paro golpea fuerte a los periodistas. En España, en 2016 el desempleo de los informadores fue un 74 por ciento mayor que en 2008, según el Informe anual de la profesión periodística 2016, que elabora la Asociación de la Prensa de Madrid.