El 26 de octubre de 1863, once clubes ingleses se reunieron en una taberna de Londres la Freemason’s Tavern y redactaron el primer reglamento del fútbol moderno. Se inició así el imparable auge de un deporte que no ha dejado de crecer desde entonces. Le contamos cómo ha evolucionado. Por Julián Díez

LA EQUIPACIÓN: CON GORRAS Y SIN DORSAL

Cascos y pantalones largos marcaban estilo

En los albores del fútbol, los jugadores lucían gorras o cascos, en lugar de camisetas, para reconocer quién pertenecía a cada equipo. Pero su uso, en realidad, era para proteger la cabeza de los cortes que causaban las puntadas con las que se unían las tiras de cuero con las que se fabricaban los balones. Aún hoy, en Inglaterra se conoce como caps (“gorras”) el número de partidos internacionales, porque en esos años se regalaba una gorra por cada partido jugado con la selección. La equipación original en la década de los setenta del XIX no contaba con dorsales, cubría el cuerpo entero y se remataba con un calzado de trabajo estándar, que luego dio paso a zapatos de deporte que servían para cualquier actividad. Cuando un equipo, el Darwen, intentó introducir el profesionalismo y decidió que sus jugadores vistieran pantalones por encima de la rodilla, las burlas fueron unánimes. Los árbitros, por supuesto, vestían de calle.

LOS JUGADORES, DE LA FÁBRICA AL CAMPO DE JUEGO

Cuando los Messi no cobraban ni un céntimo…

Sport, Football, pic: circa 1880's, Henry Cursham, Notts County 1880-1887, the scorer of a record 48 FA,Cup goals, and holder of 8 England international caps 1880-1884 (Photo by Bob Thomas/Popperfoto/Getty Images)

Henry Cursham, del Notts County, máximo goleador de la FA Cup, prestigiosa competición inflesa y la más antigua del mundo. Marcó 48 goles en 10 años

La primera estrella del fútbol fue posiblemente Walpole Vidal, que participó en las tres primeras finales de la Copa de Inglaterra, disputadas entre 1872 y 1874. Apodado el Príncipe del Regate, una anécdota da cuenta de su calidad. En esa época, el equipo que marcaba era el que sacaba desde el centro del campo. Esa regla permitió a Vidal anotar tres goles seguidos en una ocasión, sin que los contrincantes pudiesen arrebatarle la pelota, lo que obligó a cambiar la norma. Vidal también jugaba al críquet y al rugbi y fue el fundador del club de golf de Oxford, a la vez que desarrollaba una notable carrera como eclesiástico, ya que entonces no se cobraba por jugar. El primer futbolista profesional del que se tiene noticia fue Fergus Suter, que en 1878 abandonó su trabajo de cantero en Escocia para enrolarse en un club inglés, el Darwen, a cambio de un sueldo. El Darwen era el proyecto de un empresario del algodón local que quería competir con gente de clase baja frente a los clubes de las universidades, formados por jóvenes adinerados. Pero fracasó: obligados a un tercer partido de desempate en los cuartos de la Copa, sus jugadores -trabajadores de su fábrica, salvo Suter y el guardameta Love- fueron arrollados debido a la fatiga acumulada entre viajes y trabajo.

Henry Cursham, del Notts County, máximo goleador de la FA Cup, prestigiosa competición inglesa y la más antigua del mundo. Marcó 48 goles en 10 años

Y LLEGÓ EL ÁRBITRO

Ese señor con traje, pañuelo blanco y sin silbato

conocer, futbol

Edward Farquharson, árbitro del primer partido de fútbol jugado en España. Fue en Sevilla en 1890

Con el reglamento en la mano, el árbitro no fue una figura obligatoria en el fútbol hasta 1891: antes, las decisiones las podían tomar de manera conjunta los capitanes de ambos equipos, como correspondía a un juego entre caballeros. Sin embargo, los desacuerdos hicieron aconsejable la presencia del referee (“árbitro”) para evitar disputas. Con los cambios reglamentarios del año 1891, su figura finalmente se volvió obligatoria. Se introdujo entonces la posibilidad de que el árbitro recorriera la cancha de juego, puesto que previamente solo podía moverse por las bandas; en esa posición se decidió colocar a los linieres. Los primeros árbitros eran jugadores de otros equipos a los que se invitaba a juzgar un choque y usaban un pañuelo blanco para señalar las infracciones. El silbato, usado por primera vez en 1878, no se generalizó hasta el siglo XX y no fue reglamentario hasta 1936. Aunque se les empezó a pagar en los años treinta, los árbitros de máximo nivel no tuvieron la posibilidad de ser profesionales a tiempo completo hasta hace apenas veinte años.

Edward Farquharson, árbitro del primer partido de fútbol jugado en España. Fue en Sevilla en 1890.

¿DÓNDE ESTÁ EL ENTRENADOR?

Cada cual se prepara por su cuenta

Sport, Football, Trent Bridge, Nottingham, 22nd December 1883, Notts v Lockwood Brothers (Sheffield), The match card illustrating the team line-ups, Match cards were the forerunners to the modern day football programmes, NB: The Notts team included Harry Cursham and William Gunn (Photo by Bob Thomas/Popperfoto/Getty Images)

En octavillas como esta se presentaban las alineaciones de los equipos a finales del siglo XIX

En el arranque de este deporte, las funciones de los entrenadores eran muy limitadas, pues no existían cambios, no había dibujos tácticos -todos atacaban y defendían más o menos a la vez-, los jugadores eran sportsmen que se preparaban por su cuenta practicando distintos deportes, y los primeros equipos a duras penas llegaban a once jugadores, por lo que muchas veces los técnicos ni siquiera tenían ocasión de decidir una alineación. El primer dibujo táctico según los parámetros contemporáneos, con dos defensas, tres centrocampistas y cinco delanteros -la ‘pirámide’-, nació en 1880 sin creador conocido y dominó el panorama internacional hasta la aparición de la WM, de la mano de Herbert Chapman con el Arsenal de los años veinte. Desde esa época, el papel del entrenador cada vez cobra más fuerza, pero el poder mediático que tienen hoy los Mourinho o los Guardiola es cosa de este siglo.

En octavillas como esta se presentaban las alineaciones de los equipos a finales del siglo XIX.

LA PRENSA TAMBIÉN JUEGA

Charles Dickens, metido a reportero

Sport, Football, November 1872, Scotland 0 v England 0, A hand-coloured engraving depicting incidents from the historic first match between Scotland and England, The game was played on the West of Scotland Cricket Ground, watched by a crowd of just 4,000 people, A photographer was arranged but he left without taking any pictures because the players would not guarantee to buy any (Photo by Popperfoto/Getty Images)

Ilustraciones del primer partido internacional de fútbol. Fue un Escocia-Inglaterra y tuvo lugar en 1872

La primera Copa de Inglaterra, celebrada en 1871, fue idea de un periódico de la época, que invitó a los principales clubes de escuelas privadas y universidades. El primer periódico deportivo fue el semanario Bell’s Life in London and Sporting Chronicle, que comenzó a publicarse en el año 1822. Al principio se centraba sobre todo en las carreras de caballos, pero poco a poco empezó a ampliar sus deportes de interés. En sus páginas publicó, por ejemplo, un joven Charles Dickens. Por aquel entonces, la mayor parte de las crónicas deportivas tenían una pretensión literaria, y el acierto del resultado dependía del talento del autor. El Bell’s dio cuenta en sus páginas de la unificación del reglamento que tuvo lugar en octubre de 1863. En la década en la que nació el fútbol reglamentado existían en Gran Bretaña media docena de rotativos centrados en el fútbol. Sin embargo, la cantidad de información dependía de la voluntad de sus periodistas: ellos decidían si iban o no a los partidos, ya que no les pagaban por las crónicas. Los textos, por cierto, eran incluso más beligerantes que los de hoy en día.

Ilustraciones del primer partido internacional de fútbol. Fue un Escocia-Inglaterra y tuvo lugar en 1872.

¡ESTO NO ES RUGBI!

Manejar una vejiga de buey no es fácil

conocer, historia futbol

Por las similitudes que en su origen compartieron fútbol y rugbi, al principio las porterías se remataban con una cinta en lugar de con un larguero. Pero de todos los elementos del juego, el balón es el que más ha evolucionado: los primitivos eran vejigas de buey redondeadas e infladas, para dar luego paso a los de tiras de cuero cosidas. Obviamente, su bote y control eran completamente irregulares. El principal cambio en el reglamento se produjo en 1866, cuando se permitió el pase hacia adelante, en lo que suponía la definitiva separación del rugbi. Hasta 1891 no llegó la figura del penalti, y desde entonces los cambios de matices han sido continuos. Hasta 1958 no se permitieron dos cambios y, por entonces, únicamente en caso de lesión. Aunque en 1884 se permitió oficialmente el profesionalismo en Inglaterra, no estaba bien visto cobrar por jugar al fútbol. Los mejores sueldos de futbolistas no superaron los de un trabajador medio hasta la segunda década del siglo XX. La reglamentación de 1863 tenía entre sus objetivos hacer posible que las mujeres jugaran a este deporte, al suavizar la violencia previa. Con todo, el primer partido femenino registrado no se produjo hasta 1892 en Escocia.

LOS “HOOLIGANS”

Los enfrentamientos callejeros

Los juegos de balompié eran populares desde mucho antes de la puesta en marcha del reglamento de 1863. Y polémicos: en 1314, el rey Eduardo II de Inglaterra prohibió un juego equivalente en el que pueblos rivales pateaban una vejiga de cerdo sin ningún tipo de norma. En 1846, un partido celebrado en Derby terminó en una tangana que derivó en enfrentamientos callejeros y provocó la intervención de dos escuadrones de caballería. Y hay noticias de amenazas a jugadores a finales del siglo XIX. En los primeros años de explosión futbolística, a los partidos acudían sobre todo hombres maduros, y no eran extraños aforos superiores a diez mil personas en algunos terrenos de juego.