Un rascacielos colgado de un asteroide en órbita es la última propuesta anticastástrofes terrestres. Por F. G. 

Fijado con cables de alta resistencia, el edificio que propone la firma arquitectónica Clouds Architecture Office evitaría inundaciones, terremotos y tsunamis. Colgarlo del cielo parece difícil, pero la NASA ya estudia proyectos destinados a desviar la trayectoria de algunos asteroides, lo que lo haría potencialmente viable, aunque hoy solo sea ‘arquitectura ficción’.

¿Quién dijo vértigo? El rascacielos tendría 32.000 km de largo y pendería de un asteroide a 50.000 km de la Tierra

Sus habitantes podrían acostarse en Dubái y despertarse en Cuba.

conocer, espacio, rascacielos, xlsemanal

El plan es que el rascacielos flotante alcance una velocidad de 450 kilómetros por hora. Y si se quiere bajar a Tierra, la opción más sencilla sería un simple paracaídas.