Es uno de los volcanes más grandes y activos del planeta y uno de los cinco que forman la isla de Hawái. ¿Su peculiaridad? Alberga en su interior un lago de lava permanente

En la lengua hawaiana, su nombre -Kilauea- significa ‘arrojar’ y alude a su frecuente derramamiento de lava.

La primera erupción documentada data de 1823. Desde entonces ha entrado en erupción varias veces. La actual erupción empezó el 3 de enero de 1983 y se mantiene hasta hoy, lo que la convierte en una de las más longevas del mundo. Declarado Patrimonio de la Humanidad, es un importante destino turístico que atrae a 2,6 millones de personas al año. Los nativos lo consideran el hogar de Pelé, la diosa del fuego.