Bronson, un mastín de seis años, acaba de salvar la vida de Sophi, una cocker spaniel que había ingerido veneno para ratones. Por Fátima Uribarri

La ha salvado con su sangre. Bronson es uno de los donantes del Hospital Veterinario de la Universidad de Melbourne, en Australia. Sí, los perros también donan. Deben tener entre uno y ocho años de edad, pesar más de veinte kilos y estar sanos y desparasitados. Los mejores son los galgos porque tienen el tipo de sangre universal. Los siguen los labradores porque aguantan con paciencia los diez minutos que suele durar la extracción. Los mastines, como Bronson, también son aptos.