¿Cómo imaginaban el futuro hace dos siglos?

Así dibujó el ilustrador francés Jean Marc Côté nuestro presente en 1889. Drones, robots, audiolibros… ya los veía. Por Fátima Uribarri

Una pequeña fábrica de cigarrillos le encargó al artista en 1889 que dibujara unas tarjetas para conmemorar en sus cajetillas el centenario de la Revolución francesa con imágenes de cómo sería la vida en el año 2000. Côté debía de ser un fiel lector de Julio Verne porque, igual que el creador del submarino Nautilus, imaginó robots, drones y otros inventos que después se hicieron realidad. La tabacalera quebró y las ilustraciones no se distribuyeron. Años después, Isaac Asimov las encontró en un mercadillo y quedó tan maravillado que hizo un libro sobre ellas: Días del futuro, una visión del siglo XIX sobre el año 2000. Sigue siendo chocante ver cómo Côté pinta los aviones que los hermanos Wright no hicieron volar hasta 1903. Fue un visionario genial.