Dos amigos muy colgados

Tom Randall y Pete Whittaker se dedican a escalar las fisuras de techo más largas y peligrosas del mundo. Por momentos, colgados solo de un dedo y sin apoyo externo en los pies. Ya tienen varios récords mundiales. Pero buscan más… Por Lourdes Gómez