Miden siete centímetros y son ciegos. De hecho, no tienen ojos. Hasta ahora solo se habían visto en el estado mexicano de Coahuila, de ahí que su nombre sea bagre ciego mexicano

Desde que fue descubierto en 1954 está en la lista de especies en extinción, pero ahora se han encontrado ejemplares en Texas, en unas cuevas próximas al río Grande. El hallazgo de la nueva colonia de este raro pez sugiere que México y Texas estarían unidos por cavernas subterráneas.