Laika ha sido el más célebre bicho en traspasar la estratosfera, pero no ha sido el único. Monos, ratones o moscas han sumado esta lista de perrerías. F. J. Alonso

Hace sesenta años, una pequeña perra callejera rusa se convirtió en el animal más famoso del mundo. Se llamaba Kudryavka, que en ruso significa poco rizada, aunque pasó a la historia como Laika.

conocer, ciencia, laika, 60 aniversario, espacio, xlsemanala (2)

La Unión Soviética había comenzado a lanzar perros al espacio a comienzos de los años 50, pero hubo que esperar a 1957 para que Laika se convirtiera en el primer animal en orbitar la Tierra a bordo del Sputnik 2.

Laika murió de estrés y calor a las seis horas de vuelo, los rusos se lo callaron

Los rusos celebraron el éxito, pero olvidaron informar del triste final del can, que murió por el estrés y el sobrecalentamiento de la nave seis horas después del lanzamiento. Los ensayos con animales en el espacio habían comenzado mucho antes, en los años 40, cuando las grandes potencias empezaron a lanzar moscas, ratones y monos para investigar los efectos de la microgravedad y la velocidad de los vuelos espaciales en un organismo vivo. Después, les tocó el turno a los chimpancés que la NASA seleccionó para preparar la llegada del hombre a la Luna. Desde entonces, centenares de animales y ‘bichos’ de lo más variopinto han salido al espacio: ratas, carpas, conejos, avispas, ranas, grillos, hormigas, etc. y en la actualidad lo siguen haciendo. Por ejemplo, la nave Foton-M3 regresó a Tierra con su cargamento de líquenes españoles, hámsters, tritones, lagartos, caracoles, cucarachas y peces, tras 12 días de experimentos.

Cosmonautas de cuatro patas (o más)

  1.  Monos. El primer mono en salir al espacio fue un macaco Rhesus, Albert II, en 1949, a bordo de un cohete V-2. Dos años después, Yorich se convirtió en el primero en regresar con vida. El objetivo era estudiar la reacción fisiológica a 70 km de altura.
  2.  Moscas. Los primeros animales que se mandó al espacio con fines científicos, a bordo de cohetes V-2 alemanes capturados por EE.UU., fueron unos ejemplares de la mosca de la fruta. La primera misión se lanzó en 1946 con el fin de estudiar los efectos de la exposición a la radiación a grandes alturas.
  3. Chimpancés. Ham fue el primer chimpancé en salir al espacio, en enero de 1961. Durante el vuelo ejecutó tareas para las que había sido entrenado por la NASA, como tirar de palancas. Fue un vuelo de prueba cuatro meses antes del de Alan B. Shepard, el primer astronauta estadounidense.
  4. Tortugas. Las primeras en orbitar la Luna y llegar al espacio profundo fueron unas tortugas rusas lanzadas junto con otros especímenes en 1968 por la Unión Soviética a bordo de la sonda Zond 5. Fueron recuperadas una semana más tarde.
  5. Gatos. El astrogato, como lo bautizó la prensa de la época, fue lanzado por Francia en 1963 para medir sus impulsos neuronales. Félix, que era un gato callejero, se recuperó vivo tras alcanzar más de 200 kilómetros de altura y descender de su cápsula mediante paracaídas.
  6. Arañas. En 1973, dos arañas de jardín volaron al laboratorio espacial SkyLab para estudiar si podían construir sus redes en microgravedad. Anita y Arabella lograron tejer sus trampas, con un hilo más fino de lo normal, antes de morir deshidratadas… a los dos meses.
  7. Gusanos. Cientos de gusanos C. elegans de un experimento, capaces de soportar cien veces la fuerza de la gravedad, fueron hallados vivos entre los restos del Columbia semanas después del accidente, en 2003. En ese plazo se habían reproducido cuatro veces.