Una mañana de 1903 un loco cacharro tripulado echó a volar, y por primera vez no se estrelló. Parecía imposible que aquel armazón de madera cubierto de tela pudiera elevarse del suelo. Pero lo hizo

El 17 de diciembre de 1903, el Flyer I, un aparato más pesado que el aire y sólo movido por la fuerza de su motor, despegó del suelo, permaneció suspendido durante 12 segundos y aterrizó tras recorrer
37 metros. Fue en las colinas de Kill Devil, en Carolina del Norte (EE.UU.),  y a sus mandos estaba Orville Wright, que lo había construido en su taller de bicicletas de Dayton (Ohio) junto con su hermano Wilbur.

Dos problemas resueltos

El mérito de Orville y Wilbur Wright fue resolver los problemas aeronáuticos pendientes desde que, según la leyenda, Ícaro levantó el vuelo del laberinto del Minotauro con unas alas de cera. Por un lado, basaron la maniobrabilidad de su aparato en la torsión de los extremos de las alas. Por otro, dado que no existía un motor de explosión tan potente y ligero como el que necesitaban,lo construyeron ellos mismos.

El escenario del éxito

Cuando tuvieron la nave a punto se fueron a las colinas de Kill Devil, el lugar de sus anteriores fracasos. Ese día, con un viento de 38 km/h, el Flyer I realizó cuatro vuelos, el último de 59 segundos, que supusieron el inicio de la aviación moderna.

Un siglo de avances

Los aparatos actuales, capaces de volar sin escalas durante 18 horas seguidas para unir, por ejemplo, Singapur y Los Ángeles, son herederos del esfuerzo de los Wright, que siguieron la misma receta que el resto de pioneros: estudio, construcción, fracaso y vuelta a empezar.

El Flyer I

El primer aeroplano tripulado de la historia estaba construido con madera de abeto y fresno. Las alas, desarrolladas con finos listones de madera, estaban recubiertas de tela de muselina y unidas por tensores de hilo de acero. El motor, construido de forma íntegra por los hermanos Wright, era de cuatro cilindros y refrigerado por agua.Se alimentaba de gasolina, desarrollaba una potencia de 12 caballos y pesaba 90 kilos.

vuelo tripulado, conocer, historia, aviación

Sus medidas

Envergadura: 12,29 metros.
Longitud: 6,42 metros.
Altura: 4,1 metros.
Peso en vacío: 274 kilos.
Velocidad máx.: 48,3 km/h.

… y las de un 747

Un Boeing 747 tiene estas medidas:
Envergadura: 59,64 metros.
Longitud: 70,66 metros.
Altura: 19,33 metros.
Peso en vacío: 171.000 kilos.
Velocidad máx.: 970 km/h.

…y echó a volar

Tan sólo cinco espectadores y un perro contemplaron el 17 de diciembre de 1903 el primer vuelo tripulado de la historia, que duró 12 segundos y recorrió 37 metros. La fotografía de este  acontecimiento, tomada por John Daniels, ha sido una de las más reproducidas de todo el siglo XX. Su protagonista, el Flyer I, fue restaurado en 1985 y desde entonces descansa en el Smithsonian Milestones of Flight, en Washington (EE.UU.).

Los inventores

Orville y Wilbur Wright se interesaron desde jóvenes por la posibilidad de volar. Su afición y los estudios del alemán Otto Lilienthal, que entre 1891 y 1896 realizó más de 2.000 pruebas con planeadores sin motor, les sirvieron para construir sus prototipos en el taller de bicicletas que regentaban en Dayton. Tras el éxito del Flyer I desarrollaron nuevos diseños. Uno de ellos cubrió, en 1908, cien kilómetros en sólo dos horas.