Guerra de patentes.

Tesla registró 278 patentes conocidas en todo el mundo. Una cifra nada desdeñable, aunque corta comparada con los más de mil inventos registrados por su rival, Edison. Muchas de las patentes de Tesla aún encierran caminos por transitar que acaso encuentren su forma en las próximas décadas o en los siguientes siglos.

Sin cables.

Tesla es famoso por sus avances en lo referente a la corriente alterna, pero el físico de origen serbio y nacionalizado estadounidense en 1891 iba siempre un paso más allá. Llegó a desarrollar un sistema para enviar la energía eléctrica sin cables a larga distancia. Debía ponerse a prueba en la torre Wardenclyffe, construida en Nueva York como sistema transoceánico de telefonía y para la retransmisión de radio. Pero la torre, ahogada en dificultades financieras, nunca llegó a operar.

Inventó la radio.

En 1909, el italiano Guillermo Marconi recibió el premio Nobel por la invención de la radio. Tesla batalló durante años para que se le reconociera a él el mérito, ya que se consideraba su verdadero inventor. Presentó la patente de su radiotransmisor en 1897, dos años antes de que Marconi lograra su primera transmisión de radio. Solo en 1943 la Corte Suprema de Estados Unidos dio la razón a Tesla, ya muerto. Muchos libros mencionan aún a Marconi como el inventor de la radio.