Isabel la Católica ordenó que se instalaran tiendas para atender a los heridos en la batalla de Toro: nació así la sanidad militar española. Por M.G.

En 1476, en la batalla de Toro contra Alfonso V de Portugal nació la sanidad militar española gracias a Isabel la Católica. Fue ella quien dispuso que se instalaran seis tiendas para el tratamiento de los soldados heridos. Se creó así el primer hospital de campaña en España, un siglo antes que en otros países europeos.

Los romanos habían traído a la Península Ibérica novedades importantes: se preocuparon de la higiene de los campamentos y organizaron un efectivo sistema de evacuación de los heridos, que pasaban a ser atendidos en hospitales de campaña llamados valetudinaria, (del latín, buena salud). Los legionarios romanos fueron los primeros en ser tratados en combate. La medicina de campaña nacía con ellos y no ha dejado de evolucionar hasta nuestros días. Otros reyes pusieron sus granitos de arena: Jaime I de Aragón y Alfonso X de Castilla incorporan apotecarios (farmacéuticos) a las tropas.

Un antecedente de la Seguridad Social se dio en los Tercios de Flandes

El galeno cordobés Abulcasis, en el siglo XI, sugirió que los médicos estudiaran cirugía, entonces un oficio artesano. Su propuesta no se llevó a cabo ¡hasta el siglo XVIII!