La oposición al nazismo dentro de Alemania fue débil y se redujo prácticamente a la actividad panfletaria y a la resistencia pasiva. Pero hubo algunos intentos (todos fallidos) de matar a Hitler para acabar con su reino de terror. Éstos fueron los más importantes. Por Rodrigo Padilla

George Elser. Su bomba se demoró 13 minutos

Ruins after the assassination attempt on Hitler by 42-year-old Johann Georg Elser. The time bomb explosion at the site of the 1923 Beer Hall Putsch, killed 8 people and 67 injured. Hitler had left earlier than scheduled and missed the explosion. Nov 8, 1939. World War 2. (BSLOC_2014_8_169)

En 1939, George Elser, un comunista suizo, coloca una bomba en la cervecería donde el Führer va a pronunciar un discurso. La suerte se vuelve a aliar con Hitler, pues abandona el local 13 minutos antes de que estalle, causando la muerte de ocho personas. Elser es detenido y llevado a un campo de concentración. La Gestapo lo mata pocos días antes del final de la guerra.

Maurice Bavaud. No se acercó lo suficiente

9 de noviembre de 1938. El Führer se da en Múnich un baño de multitudes. Maurice Bavaud, un seminarista suizo de 22 años, camuflado entre el público con una pistola, trata de dispararle, pero no se le pone a tiro. Huye a París en tren, pero es detenido por viajar sin billete. En el interrogatorio, encuentran la pistola. Él se derrumba y canta. Es guillotinado en 1941.

Claus von Stauffenberg. La mesa salvó la vida al Führer

Claus Philipp Maria Justinian Schenk Graf von Stauffenberg (15 November 1907 ¿ 21 July 1944) was a German army officer and Catholic aristocrat who was one of the leading members of the failed 20 July plot of 1944 to kill Adolf Hitler and remove the Nazi Party from power in World War II Germany. Along with Henning von Tresckow and Hans Oster, he was one of the central figures of the German Resistance movement within the Wehrmacht. For his involvement in the movement he was shot shortly after the failed attempt known as Operation Valkyrie.

Los militares alemanes intentaron acabar con Hitler en varias ocasiones. Estuvieron cerca el 20 de julio de 1944, cuando el coronel Von Stauffenberg introdujo una cartera bomba en la sala donde se celebraba una reunión en el cuartel general nazi de Prusia oriental. Hitler sólo sufrió heridas leves. Stauffenberg y el resto de implicados fueron ejecutados.