Achaques de la edad, lesiones enquistadas, ánimo decaído… Si su mascota padece alguno de esos males, la medicina tradicional china tiene algo que aportar. Por M. G. 

El TCM de Shanghai es un centro veterinario especializado en acupuntura y moxibustión (la aplicación de hojas de Artemisia vulgaris pulverizadas, secadas, y quemadas). En los últimos cuatro años han tratado a 2000 perros y gatos y aseguran que el 80 por ciento de ellos mejoró. Tras varias sesiones de 45 minutos, para las que hay que inmovilizarlos, disminuyeron sus dolores y aumentó su agilidad. Los dueños de los animales pagan gustosos los 33 euros que cuesta cada sesión con tal de verlos aliviados.