Estas son algunas de las sorprendentes propiedades de los micelios descubiertas por el prestigioso micólogo Paul Statmets

LIMPIEZA MEDIOAMBIENTAL

Los hongos ya han demostrado ser útiles para eliminar elementos petroquímicos. También pueden absorber la radiación de aguas y suelos contaminados.

Primero, en casa

Stamets obtuvo su primer éxito usando setas para limpiar un terreno propio. Plantando champiñones redujo el impacto de bacterias fecales que se habían filtrado de una instalación séptica.

Terrenos contaminados

Los técnicos de una empresa de Seattle especializada en soluciones medioambientales se enteraron del éxito que Stamets había tenido en su propiedad y le pidieron utilizar hongos para limpiar unos terrenos empapados de petróleo. Funcionó. Aunque no se ha usado a gran escala, ya hay varios proyectos similares en marcha en varios países.

Una red antivertidos.

Más tarde, Stamets inventó el mycoboom, un tubo de arpillera lleno de setas de ostra diseñado con el propósito de consumir el petróleo al flotar sobre un derrame en el mar.

Regenerar Fukushima

Pero quizá su propuesta más llamativa ha sido la que ha pensado para regenerar el paisaje devastado de Fukushima. Poco después de la fuga radiactiva provocada por el tsunami de 2011, Stamets colgó en Internet un manifiesto titulado Hacia la recuperación del bosque nuclear, basado en una característica poco conocida de los hongos: muchas especies tienen la capacidad de absorber y eliminar los metales pesados entre ellos, los isótopos radiactivos de un suelo contaminado. Ya se han hecho ensayos.

FÁRMACOS Y TERAPIAS

Los hongos -cree Stamets- podrían generar nuevos antibióticos, compuestos antivíricos y reforzadores del sistema inmunológico… Incluso desarrollar nuevas quimioterapias.

No son medicinas

Los fabricantes de nutracéuticos, como Stamets, no están autorizados a publicitar que sus productos son efectivos contra ninguna enfermedad. No son medicamentos. Pero los hongos contienen numerosos químicos efectivos contra ciertas dolencias, entre ellos polisacáridos, glicoproteínas, ergosteroles y triterpenoides, así como compuestos antimicrobianos y antivíricos, en diferente proporción según la especie y la cepa concretas.

Contra las armas biológicas

Stamets está haciendo lo posible por incrementar el listado; en la última década ha emprendido o asesorado una docena de pruebas clínicas o de laboratorio destinadas a encontrar nuevos medicamentos procedentes de los hongos. Después de los atentados de las Torres Gemelas, por ejemplo, envió centenares de muestras al programa federal Bioshield, cuya misión es la de desarrollar defensas contra las armas biológicas.

Contra la gripe aviar

Varias de las cepas por él patentadas del agárico (Fomitopsis officinalis) se han revelado muy combativas contra la gripe porcina del tipo H1N1 y la gripe aviar H5N1, así como contra diversos virus de la familia de la viruela.

Paliar los efectos del cáncer

Stamets ha suministrado cápsulas de hongos ultracongelados para un estudio encaminado a determinar si las setas Trametes versicolor pueden ayudar a las pacientes de cáncer de mama cuyos sistemas inmunológicos se hayan visto afectados por la radioterapia. Los resultados de momento son positivos.

PESTICIDAS NATURALES

pesticidas naturales, conocer, naturaleza

Lo pesticidas fúngicos pueden eliminar plagas y especies problemáticas sin generar toxicidad.

Mis hormigas

Hace unos años, para acabar con una plaga de hormigas en su casa, Stamets trató de dar con un pesticida de origen fúngico. Tras muchos experimentos cultivó un micelio, un hongo mortal con los insectos, de desarrollo retardado en granos de arroz. El hongo no debía producir esporas hasta que las hormigas lo hubieran transportado al nido, ya que si ellas lo oliesen antes lo rechazarían. Lo logró. Dos semanas después, en la vivienda ya no había hormigas y desde entonces no han vuelto a aparecer. Así comenzó su investigación.

Pesticidas naturales

Varios experimentos adicionales han dejado claro que otras cepas de M. anisopliae y otro moho, el Beauvaria bassiana, pueden ser modificados para atraer y exterminar a una amplia gama de insectos molestos. En 2003, Stamets patentó su método, cuya licencia de explotación vendió a una empresa interesada en comercializarlo.


PARA SABER MÁS

Mycelium running. De Paul Stamets. Ed. Ten Speed Press.

Fungi Perfecti.