Las sandalias de goma son el único calzado posible para 3000 millones de personas. Su desecho obstruye alcantarillas y conductos de agua y hace estragos en el ecosistema marino. Por Fatima Uribarri

Los antiguos romanos y los egipcios usaban sandalias: se han encontrado pares de hace 3500 años. Tras la Segunda Guerra Mundial, los soldados estadounidenses se llevaron a casa desde Japón las tradicionales zori niponas. La chancla pasó a ser de goma, se tiñó de colores y proliferó de tal manera que es el único calzado posible para 3000 millones de habitantes de países subdesarrollados o en vías de desarrollo. La invasión mundial de chanclas es ahora un grave problema medioambiental.

En las playas de la costa oriental de África se acumulan 90 toneladas de chanclas. Algunas vienen desde china

Solo en las playas de la costa oriental de África se acumulan 90 toneladas de chancletas viejas. Algunas llegan impulsadas por corrientes marinas desde China e Indonesia. Están deteriorando el ecosistema marino: invaden las aguas de microfibras plásticas que contaminan toda la cadena alimentaria, colapsan las playas e impiden el desove de ciertas especies. Además, obstruyen conducciones de agua y alcantarillas. Se han convertido en una plaga muy dañina.

DE LOS PIES A LAS MANOS

chanclas de goma residuos problemas contaminacion medioambiente

Cuando Julie Church se encontró con quelo que antes era una playa paradisiaca de Kenia se había convertido en una montaña de chanclas flanqueada por cadáveres de peces y tortugas, decidió poner en marcha Ocean Sole.

chanclas de goma residuos problemas contaminacion medioambiente

En esta organización trabajan 700 personas -50 de ellas son artesanos- que reciclan unas 800.000 chanclas viejas al año, algunas de ellas reconvertidas en figuras de animales de colores, como las de las fotos. A la espera de la chancla biodegradable – hay empresas trabajando en ello-, Ocean Sole seguirá reciclando las contaminantes. Planea trabajar también en México y Nepal.

También te pueden interesar más noticias sobre contaminación…

Esta ballena está empachada de plástico

Sumergidos en residuos

Un planeta hundido en la basura

La industria textil, la segunda más contaminante del planeta