Emoción

No tema el desnudar algo de sí mismo. Comparta sus emociones, es muy posible que sean comunes al resto del grupo. Así se facilita el sentimiento de comunidad.

Atención

Escuchar es otro ingrediente fundamental: las personas que despiertan fascinación suelen mostrarse atentas con los demás. La empatía es crucial.

Gestualidad

Con gestos amplios se subrayan mejor los argumentos y las opiniones. No tema mover los brazos y las manos, con ellos acentúa sus palabras y acota su espacio.

Elegancia

Una vestimenta cuidada, apropiada para cada situación, pero al mismo tiempo personal, demuestra autoestima y respeto por los demás.

Postura

Erguido y franco: las personas que se yerguen se sienten más fuertes. Esta postura se denomina power posing. No se arrugue. La cabeza, bien alta.

Oratoria

Para ganar seguidores, es necesario hacerse entender muy bien. Trabaje la voz y su capacidad de expresión. Una buena oratoria es fundamental.

Interés

Un contacto visual intenso transmite a nuestros interlocutores nuestro interés en ellos. Mire a la gente a los ojos, pregúnteles por sus cosas.

Convicción

Irradiar es sacar algo del interior. Amarre bien sus convicciones para después poder transmitirlas con energía y convencimiento.

Asertividad

La gente que tiene magnetismo es capaz de mantener sus convicciones y de convencer a los demás. También son incorformistas y creativos. El personaje del doctor House tiene algunas de las características, aunque no destaca por su empatía.