Los problemas que puede tener el hígado son diferentes y cada uno de ellos tiene unas características concretas. Por Fátima Uribarri

HÍGADO GRASO

Acumulación anómala de grasa

Síntomas

Durante años pueden no sentirse molestias. Los síntomas más habituales son cansancio, dolor en la parte superior del abdomen y coloración amarilla de los ojos.

Causas

Sobrepeso, falta de actividad física, diabetes… En el caso del hígado graso alcohólico, también lo provoca un consumo excesivo de alcohol.

Prevención

Deporte, dieta equilibrada y no excederse en el consumo de alcohol, una dosis moderada es 0,2 litros diarios como máximo en los hombres y la mitad en mujeres.

Tratamiento

Bajar de peso de una manera controlada con una dieta equilibrada. Practicar ejercicio. Nada de alcohol ni de tabaco.

HEPATITIS

Inflemación por infección vírica

Síntomas

Cuando es aguda, puede manifestarse por cansancio, fiebre o piel y ojos amarillentos. En los virus de la hepatitis B, C y D pueden no darse síntomas.

Causas

La hepatitis A se produce por alimentos conta-minados o contacto con personas infectadas. Las hepatitis B y C se contagian por sangre y otros fluidos corporales como el semen. La D se da en portadores del virus de la hepatitis B.

Prevención

Para las hepatitis A y B hay vacuna. Para evitar la B y la C, conviene practicar sexo seguro y emplear agujas y jeringuillas esterilizadas.

Tratamiento

Para combatir las hepatitis B y C crónicas hay fármacos. La peor hepatitis vírica es la D: se controla en el 20 por ciento de los casos.

HEMOCROMATOSIS

Acumulación excesiva de hierro

Síntomas

Debilidad, cansancio y molestias en las articulaciones.

Causas

Las causas son genéticas. La hemocromatosis es hereditaria.

Prevención

No se puede prevenir. Se pueden practicar test genéticos para determinar el riesgo de padecerla.

Tratamiento

Para regular el exceso de hierro, se practican sangrías.

INTOXICACIONES

Ingestión de sustancias tóxicas

Síntomas

Náuseas, vómitos, cansancio, pérdida de peso, dolores musculares y abdominales, picores…

Causas

Sobredosis de sustancias dañinas como medicamentos, setas venenosas o productos químicos.

Prevención

No exceder la dosis de medicamentos. Seguir medidas de seguridad con sustancias químicas.

Tratamiento

Ponerse inmediatamente en contacto con el médico.