El inventor del juego que ha hipnotizado a varias generaciones es un ruso de risa fácil que ha pasado de ser un gris programador de la Unión Soviética a millonario en Estados Unidos. Por Fátima uribarri / Ilustración: Mekakushi

Una mañana de 1985 en Moscú, en las grises oficinas del Centro de Computación de la Academia Soviética, el programador Alexey Leonidovich Pajitnov, de 29 años, se entretuvo inventando un juego inspirado en las figuras de pentominó, un pasatiempo en el que hay que encajar piezas rectilíneas.

Cuando en 1985 inventó el Tetris, Alexey Pajitnov trabajaba en el Centro de Computación de la Academia Soviética. Le costó diez años de pleitos recuperar los derechos del juego, entonces en manos de la URSS

En un ordenador primitivo, sobre una pantalla en blanco y negro, Pajitnov inventó el Tetris, uno de los juegos más difundidos del mundo, practicado en 185 países, vendido en más de 35 millones de Game Boy y en 425 millones de dispositivos móviles. El Tetris (combinación de las palabras tetra, “cuatro” en latín, y tenis) revolucionó los juegos y dio la vuelta a la vida del ingeniero Pajitnov, que ahora vive en Seattle (Estados Unidos).

XLSemanal. ¿Recuerda el día que inventó el Tetris?

Alexey Pajitnov. Era verano. No había demasiada gente en la oficina, cosa rara porque habitualmente aquello estaba hasta arriba. Era un día tranquilo: no tenía mucho que hacer. Decidí programar este juego para jugar después del trabajo.

XL. No se imaginó las consecuencias de ese invento.

A.P. Claro que no. Fue una gran sorpresa cuando mi primer prototipo empezó a funcionar. Me di cuenta pronto de que era un buen juego, pero no podía imaginar semejante éxito.

XL. Los derechos eran propiedad de la URSS, hacerse con ellos fue como el argumento de una película de la Guerra Fría.

A.P. [Se ríe]. Suena como una película de acción, pero en realidad llevó mucho tiempo. Fueron puros trámites aburridos, reuniones, burocracia…

XL. ¿Por qué ha tenido tanto éxito el Tetris?

A.P. Porque es un juego muy sencillo y es fácil progresar en él. Y por otro lado utilizo patrones geométricos que facilitan el aprendizaje: empiezas muy despacio, en un nivel sencillo, y mejoras mucho; eso es lo que te hace disfrutar, el ver que mejoras. El tercer factor es que es un juego muy pacífico, no hay disparos ni sangre, no es violento, te da la impresión de estar construyendo algo, no de destruir: por eso a todo el mundo le gusta este juego, incluso a niñas y mujeres. En otros juegos, la mayoría de los usuarios son hombres y niños, pero el Tetris les gusta también a las mujeres.

“Los juegos de acción estimulan el cerebro. Los niños los adoran, eso significa que son algo bueno”

XL. ¿Qué opina de los juegos violentos?

A.P. Prefiero los juegos que estimulan el cerebro, en los que hay un reto intelectual. A veces practico con juegos de acción, pero enseguida me aburro.

XL. ¿Por qué a la gente le divierte matar y pegar?

A.P. Lo que le gusta no es matar, sino actuar, eso estimula el cerebro porque hay que controlar y avanzar. Tienen intensidad.

XL. ¿Son aptos para niños?

A.P. Ellos los adoran, eso significa que es algo bueno. Los juegos de acción son mucho mejores que una película o una serie de televisión porque los niños actúan, piensan de alguna manera, aprenden cómo reaccionar y eso es muy importante.

XL. ¿Usted a qué juega, es el Tetris su favorito?

A.P. Al Tetris no juego tanto como antes. Practico porque tengo que comprobar nuevas versiones. Antes jugaba mucho a World of Warcraft. Ahora, todos los días hago sudokus y practico en mi iPad con otros juegos de tipo rompecabezas.

“Tuve mi etapa Candy Crash. Jugué sin parar durante meses. Me piqué con un amigo. Luego me cansé”

XL. ¿Se ha enganchado al Candy Crash?

A.P. Jugué sin parar unos meses con un amigo: nos picamos y si uno subía de nivel, el otro no paraba hasta conseguirlo. Tuve mi etapa Candy Crash. Luego, me cansé. Mi amigo y yo dejamos de jugar hace un año.

XL. Se parece al Tetris.

A.P. A mí no me lo parece. Candy Crash básicamente es una versión de Bejeweled (“enjoyado”), un buen juego que lleva 15 años en el mercado.

XL. Después de jugar, se cierran los ojos y se sigue viendo caer las figuras.

A.P. [Se ríe]. Eso me pasaba antes, en los primeros años. Ocurre si juegas mucho, pero Tetris es más un pasatiempo que te relaja, de hecho psicólogos británicos han concluido que es muy útil para el tratamiento del estrés postraumático.

XL. ¿Entonces es saludable jugar al Tetris?

A.P. No hace daño, eso seguro. Millones de personas juegan y están vivas y sanas.

Tetris no es adictivo. La gente seria juega por placer 20 minutos y luego vuelve al trabajo”

XL. Es adictivo.

A.P. No, no, no. La gente seria juega por placer 20 minutos y luego vuelve al trabajo. No encuentro que sea adictivo. Atrae a la gente, eso sí, pero no hay nada malo en ello.

XL. ¿Es útil para organizar espacios, ayuda a hacer mejor las maletas?

A.P. De esa utilidad no estoy seguro, pero me ha llegado información de que jugar al Tetris es bueno para aprender a conducir porque te enseña a concentrarte y a tomar la decisión correcta en poco tiempo.

XL. Tuvo que ser un shock pasar de vivir en la URSS a Estados Unidos. ¿Cómo fue aquella experiencia?

A.P. Probablemente fue un shock, pero no me acuerdo. Cuando me mudé, no pensé que sería para siempre. Vine por mi trabajo y estuve ocupadísimo los primeros años. Tardé en darme cuenta de que me había trasladado de manera definitiva. Así fue [Alexey suelta una estruendosa carcajada]. El shock te da cuando decides fríamente un cambio tan grande, pero no fue mi caso. Yo vine a Estados Unidos para trabajar un año o dos.

XL. Y su juego lo compró el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

A.P. Increíble, ¿eh? Tienen obras que expresan la cultura moderna, y Tetris es una muestra de ello. Me siento francamente orgulloso.

XL. Tiene que ser muy rico.

A.P. Eh… bueno, estoy bien.

XL. ¿A qué se dedica ahora?

A.P. Leo libros, veo la tele, juego… Bueno, tenemos una empresa y a veces ayudo con nuevas versiones del Tetris y cosas de negocios. Me ocupo de eso de vez en cuando. Formo parte del equipo que idea pequeños juegos tipo rompecabezas para Apple Store.

XL. ¿En qué se basan sus juegos, en matemáticas?

A.P. Sobre todo, en imágenes. Las matemáticas, más que ciencia, son filosofía, a mí me ayudan mucho. Saber programación también es muy útil porque sé cómo comunicarme con los desarrolladores del juego. Es curioso porque originalmente inventé Tetris solo para mí, para entretenerme, luego me transformé en diseñador y ese ha sido mi oficio.

XL. ¿Por qué los adultos jugamos tanto ahora? En otras generaciones no sucedía.

A.P. En los últimos años hemos vivido el despegue de todas estas plataformas. Es una nueva cultura, la del entretenimiento electrónico, que se ha colado de manera muy seria en nuestras vidas, ahora forma parte de nuestra rutina diaria y eso es maravilloso. Así vivimos ahora.

XL. ¿Y eso es bueno?

A.P. Absolutamente. Me encanta jugar, son las mejores horas de mis días y le sucede lo mismo a mucha gente.


PARA SABER MÁS

Página oficial del juego