Las apps de traducción para smartphones son cada vez más eficaces… ¿terminarán con las clases de idiomas? La revolución está cerca

Sí, los ordenadores han estado mucho tiempo lost in translation: cuando se les pedía traducir algo a otro idioma, el resultado era divertido, pero no se entendía. Sin embargo, la situación ha cambiado. Y mucho. Google o Microsoft han perfeccionado sus habilidades lingüísticas en forma de aplicaciones para teléfonos inteligentes. La última versión de Skype, de Microsoft, ya es capaz de realizar una traducción simultánea en la que una voz robótica actúa como intérprete, además de permitir subtitular con la traducción la imagen. Microsoft utiliza esa misma tecnología en su app para smartphone. Basta con teclear o pronunciar el texto que queremos traducir. El teléfono puede repetir la traducción en voz alta, aunque esta función todavía no está disponible en todos los idiomas.

Skype ya realiza una traducción simultánea con voz o con subtítulos

Por su parte, la aplicación de Google ofrece una opción adicional: traducir carteles o incluso textos manuscritos en otros idiomas gracias a la cámara del móvil. Con el alfabeto latino ya funciona, aunque el software sigue teniendo problemas con el árabe o los caracteres chinos.

A pesar de ello, desde hace algún tiempo las aplicaciones de traducción de los smartphones han alcanzado un gran nivel de calidad. La razón de ello son los avances realizados en el terreno de la inteligencia artificial y de las llamadas ‘redes neuronales aplicadas a la informática’.

En lugar de limitarse a conseguir que el software memorice diccionarios enteros, lo que se hace ahora es darle las herramientas necesarias para que pueda entender lo que oye o lee. «No le decimos directamente al ordenador qué palabra se corresponde con otra, sino que le damos un montón de datos. Incorporamos unos algoritmos específicos que le permiten aprender por sí mismo cómo tiene que traducirla», explica Franz Josef Och, que ha dirigido el programa de traducción de Google, a la revista Focus. Y auguran ya considerables mejoras en el sistema en los próximos años. A este paso, ¿serán las escuelas de idiomas las próximas damnificadas por la tecnología?

Las mejores “apps” y servicios para traducir

Skype Translator

Se ofrece dentro de este servicio de videoconferencias sin más requerimientos que apretar el botón correspondiente. La traducción se demora un par de segundos tras enunciar la frase el interlocutor. La posibilidad de hacerlo con subtítulos interfiere menos en la conversación.

Microsoft Translator

La app de traducción de Microsoft ofrece el servicio en 50 idiomas, aunque no todos puede traducirlos desde el lenguaje hablado. Un aspecto práctico: las traducciones más frecuentes se pueden almacenar en una lista accesible desde el acceso rápido.

Traductor de Google

Es la mejor ‘traducción visual’. Basta con colocar la pantalla sobre el texto que queremos traducir. El programa de Google es más políglota que sus competidores: ya traduce 90 idiomas. Ofrece también la traducción directa de los SMS recibidos.

I Translate

Es menos operativa que la app de Google, pero con una interfaz clara y sencilla. Puede convertir las frases que le dices en 80 idiomas y las pronuncia para ti si quieres repetirlas. Requiere conexión a Internet.

I Translate Voice 2

El traductor directamente orientado a la comunicación oral entre dos personas con distinto idioma que intentan mantener una conversación.

Word Lens

Traduce textos escritos utilizando la cámara del dispositivo móvil. No es ‘infalible’ cuando se enfrenta a frases largas, pero a cambio no necesita conexión a la Red, lo que la hace muy útil cuando se está de viaje.