Aunque lo de los coches voladores sea una promesa de la ciencia ficción casi desde su mismo origen, el taxi aéreo de la imagen ya es una realidad. P. O. 

La empresa alemana Lilium ha probado con éxito su automóvil aéreo. El Lilium Jet, que funciona de manera similar a un helicóptero pero es más pequeño y funcional, alcanza una velocidad de 300 kilómetros por hora y todo en él es eléctrico. Sus productores no quieren, sin embargo, que usted lo compre, sino que lo alquile a través de una app, como Uber. El objetivo es que esté operativo en 2025 y que su servicio no cueste más que un taxi.