No importa el momento ni el lugar: la necesidad de estar siempre conectados ha disparado el número de usuarios con tarifas de datos móviles… y lo que queda

Echando la vista atrás, hace poco más de una década que el teléfono móvil no tenía el protagonismo que suscitan actualmente los smartphones con Internet móvil. Gran parte de la sociedad ha concedido a este instrumento de comunicación casi la misma importancia que un órgano vital. La proliferación de aplicaciones y la conexión a Internet han tenido buena parte de responsabilidad en esta tendencia.

Si en los últimos años el teléfono móvil ya disputaba con fuerza la primera posición como dispositivo de consumo de contenidos, algunos informes ya lo consideran como el principal medio de conexión a Internet, por delante de la fibra óptica o el ADSL.

Conexión móvil frente a fija

Deloitte ha elaborado un informe en base a encuestas realizadas en siete países, que corrobora la tendencia ascendente de los usuarios que tienen contratado exclusivamente Internet en el móvil. De esta muestra, destacan países como China y Turquía, donde el número de usuarios ‘mobile-only’ ya suponen alrededor del 25% de los encuestados.

Las predicciones apuntan a que esta tendencia se incrementará de forma progresiva y que la cifra se situará entre el 30% y el 40% hacia el año 2022. En el caso del mercado de Estados Unidos, la previsión de hogares que cuenten únicamente con datos móviles este año se estima alrededor de un 20%.

La tendencia en España

De la muestra española, basada en más de mil hogares, se ha observado que el 15% de ellos cuenta únicamente con una conexión de datos móviles. Esto se traduce en usuarios que no necesitan una conexión a través de tecnología ADSL o fibra óptica, ampliamente promocionadas por los principales operadores del país.

Los jóvenes marcan la pauta

Entre los factores que han impulsado el auge del Internet móvil se encuentra el sector de usuarios más joven. Las nuevas generaciones, tanto por sus hábitos de consumo como por su predilección por las tarifas más económicas, han inclinado la balanza a favor de las conexiones de datos móviles.

La muestra del informa revela que los hogares que cuentan con menos poder adquisitivo prefieren contratar una conexión exclusivamente móvil frente a una instalación fija de Internet. En este sector, se encuentra un mayor número de usuarios jóvenes, que consideran mucho más rentable adquirir los servicios de una tarifa de datos móviles, para ser utilizados tanto dentro como fuera del hogar.

Un futuro de redes móviles

Todavía queda mucho por decidir en el sector de telecomunicaciones y será difícil pronosticar el impacto que tendrán estos porcentajes para el futuro. Seguramente un factor determinante para impulsar aun más los usuarios ‘mobile-only’ será la llegada del 5G, que permitirá un mayor número de móviles conectados al mismo tiempo a alta velocidad. Mientras las redes móviles no soporten grandes cantidades de conexiones simultáneas, la fibra óptica todavía tendrá bastante terreno ganado en esta particular competición.