¿Estamos hartos de las redes sociales? Se ha creado un movimiento que reivindica menos violencia verbal en Twitter y más tiempo para lo que de verdad es importante. Hablamos del abandono de las redes sociales con Belén Rueda

“Prefiero pasar el rato hablando con mis hijas, mis amigos, leyendo la prensa…”

P. Acaba de estrenar El cuaderno de Sara, ambientada en África. Allí, las redes sociales tienen también una importante penetración.

R. Sin duda. Estuvimos rodando en aldeas muy apartadas y, sin embargo, todos tenían sus teléfonos. Y en los orfanatos y en las escuelas donde estábamos, los críos están muy informados y tienen aspiraciones.

P. Usted no es muy activa en las redes.

R. Tengo Instagram. Lo abrí cuando rodábamos Perfectos desconocidos (estrenada el pasado diciembre). ¡Todos me decían, pero cómo no tienes cuenta! Y me la abrí. La película gira en torno a las tecnologías.

P. ¿Y por qué no antes?

R. Sabes qué pasa, que durante muchos años he sentido un cierto rechazo, más que nada por intentar proteger mi vida privada. ¡Pero hay que adaptarse a los tiempos! E Instagram pareció el más adecuado para mí.

P. ¿Por qué?

R. A veces una imagen vale más que mil palabras. Y en Twitter la gente se permite, bajo el anonimato, unas apreciaciones que no van conmigo.

P. ¿Es más venenoso?

R. Sí, sin duda. Es una manera a veces bastante cruel de manifestar una opinión.

P. ¿Es representativo de la sociedad?

R. Pues no lo sé. Tampoco toda la sociedad es así, claro. Lo que sé es que no soy partidaria de prohibir nada. Creo que no es la solución: la comunicación de este tipo está instaurada en nuestra sociedad.

P. Pero no va con usted.

R. Trabajo muchas horas y prefiero pasar el tiempo libre hablando con mis hijas, mis amigos, leyendo la prensa… Las redes te roban mucho tiempo.

También te pueden interesar estas noticias sobre redes sociales…

¿Hartos de las redes sociales?

Jack Dorsey, fundador de Twitter: “La tecnología amplifica las mentiras”

El fundador de Twitter visita el municipio más tuitero del mundo en Granada

Ligues, peligros y redes sociales

Reputación digital: los proscritos de la Red

Y además…

Echando más pan a los patos, por Arturo Pérez-Reverte

La vida ya no se vive, se tuitea, por Carmen Posadas