El abandono de los ususarios en redes sociales empieza a ser un hecho. David Gistau dejó Twitter hace tiempo y nos cuenta los motivos

P. Tuvo una cuenta en Twitter.

R. Sí, pero tardé en probarlo. Todos mis compañeros de profesión estaban ya metidos cuando me decidí. Aguanté en Twitter unos meses. ¡No todo fue malo! Había gente divertida. Pero no compensaba.

P. Y se marchó.

R. Por varias razones. La primera porque es una pérdida de tiempo, que repercute en tu vida diaria. Conozco a gente que tiene verdaderos problemas con eso. Pero, además, hay un ambiente bronco general que deja de ser interesante.

P. ¿Otras redes?

R. No he estado en ninguna. No me interesan. ¡Ni Facebook tengo!

P. ¿Es útil para su profesión?

R. Depende. Si creas en Twitter un grupo de interlocutores, terminas escribiendo para gustarles a ellos. ¡No puedes trabajar al servicio de un grupo de amigotes de una red social! ¡El mundo no es Twitter!

“Compañeros de profesión viven con miedo a ser pasados por la quilla de Twitter”

P. ¿Volverá?

R. No. Además, percibo una tendencia de fuga.Mucha gente se marcha hastiada de los insultos. Se ha perdido el embrujo inicial.

P. ¿Es fiable como fuente?

R. Muchas cosas no están contrastadas. ¡No sé cuántas veces murió Fidel Castro en Twitter antes de morir de verdad! Aparte tiene mucho de arma ideológica…Pero me llama la atención hasta qué punto afecta a la gente.

P. ¿Los insultos?

R. Sí. No dejan de ser tuits, parece que les estén dando de hostias. La gente se queda jodidísima. Compañeros de profesión viven con miedo a ser pasados por la quilla en Twitter. Otros se sienten confirmados: convertirse en trending topic les parece un símbolo de notoriedad. Ambas cosas son una estupidez.

P. Y más allá de la profesión, ¿cómo vivió usted su presencia en Twitter?

R. Tengo una cosa clara: mucha gente usa Twitter porque es una máquina de ligar. Yo tengo amigos que están solo para conocer mujeres. No es la situación violenta de un bar.

P. ¿Qué opina de la propuesta de acabar con los perfiles anónimos?

R. No creo que sea necesario. Se perdería una de las gracias de Twitter, que es el personaje que te creas.

También te pueden interesar estas noticias sobre redes sociales…

¿Hartos de las redes sociales?

Jack Dorsey, fundador de Twitter: “La tecnología amplifica las mentiras”

El fundador de Twitter visita el municipio más tuitero del mundo en Granada

Ligues, peligros y redes sociales

Reputación digital: los proscritos de la Red

Y además…

Echando más pan a los patos, por Arturo Pérez-Reverte

La vida ya no se vive, se tuitea, por Carmen Posadas