Twitter está empezando a saturar a algunos personajes públicos. Tanto es así que algunos han decidido bloquear su cuenta de esta red social. Es el caso de Lorenzo Caprile. Nos lo cuenta…

“No soy tan importante como para estar dando mis opiniones todo el día. ¡Y mi móvil no tiene ni internet!”

P. Tiene una cuenta en Twitter, con dos tuits…

R. ¿Dos tuits? No deberías ver ni eso. Está bloqueada.

P. Así está, en efecto.

R. Es que Twitter no me interesa. No me considero tan importante como para estar dando mis opiniones todo el día. Creo que hay mucho ego mal llevado en Twitter. El cotilleo que antes quedaba circunscrito al patio de vecinas, ahora es público.

P. En otras redes sí que está.

R. En Instagram y Facebook, pero eso son redes profesionales que lleva mi sobrina Alba, que lo hace fenomenal. Yo no tengo ni WhatsApp.

P. ¿Por qué Instagram y Facebook?

R. Porque son las más visuales. Le tengo mucho respeto a las redes y enseguida se monta un chocho por una tontería. Que quede claro que yo no estoy en contra ni las critico. No lucho contra ellas, sería como Quijote con los molinos de viento. No, pero es una decisión personal.

P. Tiene sentido lo de los influencers?

R. Sí, claro. El mundo está cambiando mucho. Y quien quiera promocionar sus productos y servicios deberá usar nuevas herramientas. Aunque la de los influencers es una profesión muy dura también. Es de una esclavitud que no querría para mí.

P. Su entorno sí estará en redes…

R. Sí, claro. Esto es como el alcohol, las drogas o el azúcar. Todo lo que nos gusta al ser humano es bueno en pequeñas dosis. Lo peor es cuando pierdes el control. Tengo amigos que cada diez minutos sacan el móvil a ver Instagram, Facebook… Te hacen una foto, la suben…

P. ¿Acabará teniendo un perfil personal?

R. No. Ahora con el programa de la tele (Maestros de la costura) me lo pidieron. Pero yo soy como soy. ¡Mi móvil no tiene ni Internet!

También te pueden interesar estas noticias sobre redes sociales…

¿Hartos de las redes sociales?

Jack Dorsey, fundador de Twitter: “La tecnología amplifica las mentiras”

El fundador de Twitter visita el municipio más tuitero del mundo en Granada

Reputación digital: los proscritos de la Red

Lorenzo Caprile: “No me molesta que me llamen ‘el costurero de las niñas pijas'”

El jurado de moda en ‘Maestros de la costura’