Sophia está dotada de inteligencia artificial; un sistema que le permite reconocer caras y voces; y tres cámaras (una en cada ojo y otra en el pecho); y su ‘cerebro’ ha sido alimentado con algoritmos que le permiten dar respuestas espontáneas. Por Fátima Uribarri

Contesta preguntas sencillas y mantiene conversaciones sobre temas en los que está entrenada. Ha sido entrevistada en televisión, ha participado en cumbres internacionales sobre tecnología… pero lo que la hace única entre los robots con aspecto humanoide es que es la primera en conseguir la ciudadanía de un país. Se la concedió Arabia Saudí hace unos meses.

También te pueden interesar más artículos sobre robots e inteligencia artificial…

¿Podemos fiarnos de la inteligencia artificial?

La vida artificial ya está aquí…y él es el responsable

Geoffrey Hinton: “Las máquinas tendrán sentimientos, se enamorarán”

Humanoides

Habilidades humanas que los robots no podrán imitar

Los robots amenazan los empleos de la clase media