Katie Holmes ha dejado de ser famosa por su marido, Tom Cruise, para convertirse en la progenitora de la niña más conocida del mundo, la pequeña Suri. De todo ello y de sus proyectos personales hemos hablado con ella.Por L. Leitch | Fotografías Giampaolo Sgura para Max Mara Maquillaje Gucci Westman | Peluquería Sebastian Scolarici | Estilismo Jeanne Yang

Es posible que Kate Holmes saliera huyendo, despavorida, de su Ohio natal, pero está claro que conserva la mentalidad típicamente inocente del Medio Oeste estadounidense. Una prueba. solo a alguien de allí se le ocurriría comentar en referencia a Milán, cuando la ciudad está sumida en la Semana de la Moda. Una aquí se siente ¡como en casa! .¿Como en casa? ¿En Milán durante la Semana de la Moda? Y eso que tan solo es la segunda vez que Holmes visita esta ciudad. La razón de su presencia en Milán, por supuesto, es la moda. Y las mujeres. Y el cine. Holmes ha obtenido el premio Max Mara Face of the Future 2011. Se trata de una iniciativa emprendida por la casa de modas italiana Max Mara, que se vincula así con la promoción de las mujeres y el cine. Holmes recibirá el premio en reconocimiento a su destacada labor como actriz y su personificación del estilo y la elegancia el próximo mes de junio. Pero antes quiso viajar a Milán para conocer a la familia Maramotti, dueños de la firma italiana, posar para la marca en las fotos que ilustran este reportaje y acudir al desfile de su próxima colección otoño/invierno.Cuando por fin nos encontramos

con ella, en lugar de aparecer la caricatura malhumorada que dibuja la prensa sensacionalista, surge una mujer animada, con el rostro juvenil y muy guapa. Tan solo una vez durante nuestra conversación se muerde el labio inferior, como hacía su personaje de Joey en la teleserie Dawson crece, y el gesto, al final, tiene más encanto que otra cosa. Pese al acoso de la prensa amarilla y el escrutinio constante de las webs de cotilleos, Holmes no se muestra amargada en absoluto al hablar de su marido, a quien describe como divertido y fuerte. Es capaz de todo . Y todo incluye colgarse de lo alto del edificio Burj Khalifa (828 metros) en Dubái durante el rodaje de Mission. Impossible. Ghost Protocol. Me quedé aterrada confiesa; vi solo una toma de la secuencia y me fui al hotel porque no podía soportarlo. ¿Y a Tom le resulta tan fácil saltar sobre un Mini Cooper como pegar botes en el sofá de Oprah Winfrey, como hizo cuando anunció públicamente que la amaba? Para responder, Holmes abre mucho los ojos. ¡Bueno, lo que importa es que fue capaz de hacerlo! ¡Tom es muy atlético! Yo siempre digo que está hecho todo un Se reprime a tiempo y repite con voz meliflua. Es muy atlético .Madre de una hija con Tom Cruise, Suri, Holmes asimismo es la madrastra de Isabella y Connor los hijos adoptivos de Cruise y Nicole Kidman, dos chavales que hoy tienen 16 y 18 años, respectivamente. Y cuando le planteamos si el papel de madrastra resulta muy distinto al de madre biológica, nos responde muy seria. Le diré una cosa; la verdad es que no. No hay mucha diferencia entre ser una madre natural y una madrastra. Los dos son unos chavales estupendos, muy buenos hermanos de Suri, quien a su vez es muy buena hermana para ellos. En casa siempre hay mucho bullicio. Siempre están pasando cosas nuevas . Katie es la menor de cinco hermanos, así que no es extraño que siempre le pregunten cuándo piensan darle hermanitos a la pequeña Suri. Por el momento, eso no me preocupa explica. Suri tiene unos amigos y unos primos estupendos, por lo que me siento muy feliz así. La pequeña tiene cuatro años y, según nos asegura su madre, lo que más le gusta en el mundo es rellenar cojines. Le encanta. Y también le fascina el pegamento. Tengo un montón de ropa manchada de pegamento. Y aunque es muy precoz a la hora de llevar tacones altos, aún es demasiado pequeña para ayudar a su madre a confeccionar prendas de vestir, así que le hago sus ropitas cuando está jugando o durmiendo , comenta Holmes. Es una costumbre que Katie adoptó cuando era una simple admiradora de Tom Cruise, por la época de Top Gun, en Toledo, Ohio. Su madre tenía un negocio de telas, y a la pequeña Katie le gustaba jugar con los recortes. Hacía los vestiditos para su muñeca Barbie y no le tenía miedo a usar telas atrevidas . Estos comienzos en la confección a medida para muñecas está detrás de sus actuales aventuras con Holmes y Yang, la casa de modas que la propia Holmes ha establecido con la estilista Jeanne Yang. Las dos acaban de celebrar desfiles en Nueva York, Dallas y Chicago para promocionar la segunda temporada de su muy costosa línea de prendas de tipo formal y confeccionadas en EE.UU.Sin embargo, en la adolescencia, Holmes se decantó por la interpretación, y no por la costura. Un día fue a una convención que descubría nuevas figuras, uno de esos eventos en los que hay 2000 personas, llevas un número y tienes la esperanza de que un agente artístico se fije en ti , y consiguió que la contrataran. Al año siguiente fue a Los Ángeles en busca de trabajo. Lo hablé con mis padres, les dije que era mi mayor ilusión y que les devolvería el dinero que me prestaran. Y si las cosas no salían según lo previsto, no me quedaría más de un año. Me lo jugué a una carta. Y la jugada le salió bien. Un día después de su llegada a California fue contratada para aparecer en la película de Ang Lee La tormenta de hielo. Durante los cinco años siguientes trabajó en la serie Dawson crece, y su papel de adolescente angustiada le valió el reconocimiento internacional. Por esta época apareció interpretando un pequeño papel en Los teleñecos en el espacio e incluso se decantó por el cine independiente con la comedia satírica Gracias por fumar (2005). Pero Katie no se muestra precisamente entusiasmada cuando menciono esta película. La serie de televisión The Kennedys es otra cuestión. En ella encarna a Jackie Kennedy y en el guion aparece reflejada la leyenda de las infidelidades matrimoniales de John F. Aunque viviera en los años 60, la mentalidad predominante seguía siendo la de los 50. Jackie tuvo que apechugar con muchas cosas, callarse y sufrir en silencio. ¡Y sin someterse a terapia! , apunta Holmes.Se acaba el tiempo. Antes de irme saludo a Kathleen, la madre de la actriz. Al día siguiente, cuando se marchan de Milán, una página web de chismorreo informa de que llevan dos baúles con equipaje ; en referencia a tan importantísima noticia, una internauta comenta en esa misma web. Katie parece mucho más feliz sin la niñita precoz y ese marido suyo tan irritante . n

Katie Holmes actriz, diseñadora (tiene su propia marca) y madre posa para Max Mara en Milán. En la imagen, con un vestido de la colección otoño/inverno, de S Max Mara. A la izquierda, con su pequeña Suri.

Katie luce un trench rojo de la colección otoño/invierno, de Max Mara. Desde pequeña, cuando vivía en Toledo (Ohio), a la actriz le gusta la moda. Entonces ya confeccionaba sus propios vestidos para las muñecas.

Pequeña “miss” SuriEs la niña más fashion del planeta y la que, a sus cinco años, más miradas y comentarios suscita, entre otras muchas cosas, por la elección de sus conjuntos. De los kitten heels a los bolsos, nada de lo que Suri se pone pasa inadvertido.