Nací en Buenos Aires (Argentina) hace 52 años. Canté en el grupo Tequila. He producido más de 100 discos, entre ellos varios de OT. He sacado mi primer CD en solitario. Decíamos ayer.

XLSemanal. Defina rock’n’roll.

Alejo Stivel. Enfermedad incurable.

XL. Tequila demostró que argentinos y españoles pueden hacer cosas juntos más allá de discutir de fútbol.

A.S. [Carcajada] Sí. El Barça es otra demostración. Y el cine. Digamos que tenemos un mismo diferente idioma.

XL. ¿Pondría la letra al himno del PP?

A.S. No. Aunque pagasen bien. No me importaría tocar en un evento del PP. Pero si hiciera la letra, no me la creería.

XL. ¿Y usted en qué milita?

A.S. En nada. Milité, de adolescente, en las juventudes peronistas. Secuestraron y mataron a muchos de los que militaron conmigo. Desaparecieron.

XL. ¿Qué tal lo lleva con Ariel Rot? 

A.S. Bien. Hicimos con Tequila hace poco una gira de dos años maravillosa.

XL. Hubo entre ustedes lucha de egos argentinos, lo que es casi hablar de una guerra termonuclear, ¿no cree?

A.S. [Sonríe molesto] Bueno, no es por comparar, pero Lennon y McCartney no eran argentinos, sino de Liverpool. Nosotros teníamos una relación casi matrimonial, porque lo compartíamos todo. Es inevitable que surjan roces.

XL. ¿Cuántos Messi hacen falta para cambiar el mundo? 

A.S. Para mí, con uno basta. Si un gol puede afectar al estado de ánimo de la población, él lo consigue. Messi da tanta felicidad que, a veces, es más de la que te pueda dar un hecho de tu vida cotidiana. Lo que hace este futbolista en el césped es algo muy cercano a la magia.

XL. ¿Existió realmente la Movida o aquello fue cosa de cuatro ‘gatos’?

A.S. La Movida fue una especie de puesta en escena. Pero no íbamos todos en el mismo barco. Ni éramos tantos.

XL. ¿Ha vuelto por la pasta?

A.S. No. Tenía ganas de hacerlo y así lo he hecho. No ha sido fácil. Llevaba más de 30 años sin grabar una sola canción.

XL. ¿Cómo se consigue la brutal sencillez de una canción como Salta?

A.S. Es inexplicable. Si pudiese hacerlo, habría hecho 60 temas así y estaría en el Caribe haciendo esta entrevista por teléfono. Es pura inspiración.

XL. ¿Casado? 

A.S. Nunca. Mi padre ‘firmó’ cinco veces y yo aprendí la lección.

XL. ¿Hijos? 

A.S. Que yo sepa, no [sonríe].

XL. Le toca reconocer a uno y le sale hip-hopero, ¿se llevaría un chasco?

A.S. No, al contrario. Lo malo es que hubiese salido bakalaero. Pero si fuese hip-hopero, le produciría un CD [ríe].

Más vale tarde. Los domingos no desayuno. Me levanto muy tarde, haraganeo todo lo que puedo y cuando miro el reloj son ya las seis de la tarde. Suelo comer a esa hora .