La actriz hace doblete estas Navidades. es la Bruja del Norte en “Copito de Nieve” y ha colaborado en el diseño de una serie de botellas para Heineken. Además, nos presenta los vestidos más sofisticados para las noches festivas.

Una tortilla española. Eso es lo que se interpone, junto a la grabadora, entre Elsa Pataky [Madrid, 1976] y yo. Y la actriz no puede evitar lanzarse a por ella como si llevase siglos sin comer. Lógico. Son las cuatro de la tarde, lleva tres horas de sesión fotográfica y no ha tomado nada más que un café a las seis de la mañana, al comenzar su jornada. Me encanta la tortilla. Lo malo es que no puedo tomarla allí, en Los Ángeles; a no ser que la haga yo, claro. Pero no es lo mismo . La flamante señora de Hemsworth interpreta a la Bruja del Norte en Copito de Nieve. Eso sí, ahora que no ejerce, esta meiga se muestra como una chica normal que contesta las preguntas de esta entrevista mientras devora una ración de tortilla acompañada de una cerveza. Están ustedes invitados. ¡Buen provecho!üXLSemanal. Hablemos de Copito de Nieve. ¿Qué destacaría del rodaje?Elsa Pataky. Es la primera vez que trabajo en una película de niños y también la primera vez que interactúo con parte de animación. Actúas con la nada, y eso no te lo enseñan en la escuela. Era algo dificilísimo. Es un reto increíble para una actriz.XL. ¿Cuál es el argumento?E.P. Está basado en Copito, el gorila albino del zoo de Barcelona. Era una institución. Es su historia de pequeño. Es blanco y no quiere ser blanco. Entonces va a la Bruja del Norte, mi personaje, para que le cambie el color. XL. ¿No tuvo en algún momento la tentación de afearse para el papel?E.P. [Sonríe]. Todo se verá, todo se verá. Hay alguna que otra sorpresa en la película. Además, con las brujas, nada es nunca lo que parece.XL. ¿Lo haría?, ¿interpretaría a una fea? E.P. Por supuesto. Es uno de los deseos de las actrices a las que nos caracterizan por el físico. hacer un personaje en el que tu físico no sea protagonista o taparlo de alguna manera. XL. ¿Sabría hacerlo? E.P. [Sonríe]. Claro que sí. Es a los directores a quienes les cuesta arriesgarse con ello. Cansa hacer siempre papeles de niña mona. Me apetecería un personaje que tenga más que construir internamente. XL. ¿Qué tiene de bruja Elsa Pataky?E.P. [Ríe]. Mucho. Soy una bruja buena. Pero tengo una parte oscura, como todos. Sobre todo cuando me enfado. Cuando alguien saca mi carácter.XL. No me asuste, por favor. E.P. Cuando alguien me pincha, saco una parte oscura del carácter que puede sorprender a la gente.XL. Bueno, bueno. Tomo nota. Pero siga describiéndose. Lo hace muy bien.E.P. Soy de lo más normal. Me defino como una persona accesible. Normal. Tengo mi genio. Soy una persona positiva, muy cabezota. Con ambiciones, como todo el mundo. XL. ¿Tiene complejo de bajita? E.P. [Sonríe]. No, ahora ya no. De pequeña sí que lo tenía. Era la más baja de la clase y siempre me daba rabia. Ahora creo que ser bajita, y diferente, te acaba beneficiando.XL. ¿Qué parte de su cuerpo cambiaría?E.P. Muchas [ríe]. Muchísimas. Es difícil de creer, pero ahí están. Lo que pasa es que las escondo.XL. Lo bueno de trabajar en películas infantiles es que no hay que desnudarse por exigencias del guion.E.P. [Ríe]. No, no. Desde luego que no. Y eso es algo que a estas alturas de mi carrera se agradece mucho.XL. Hablando de niños, ¿hay algo que quiera comentar al respecto? E.P. No. Siempre que vengo a España me preguntáis por este tipo temas. Cuando no estaba casada, la pregunta era que cuándo me iba a casar. Ahora que lo estoy, me dais la paliza con mi maternidad. Es algo insufrible. XL. ¿No entra en sus planes tener descendencia en los próximos meses? E.P. Hago las cosas cuando la gente no se lo espera. Ni cuando me lo espero yo. Me gusta que la vida me sorprenda. XL. Bueno, en el caso de la maternidad también hay que buscarlo.E.P. Sí, evidentemente [sonríe, irónica].XL. ¿Y ?, ¿estamos en ello?E.P. Pues no lo sé [ríe]. No tengo ni idea. No voy a contestar a eso.XL. Da la sensación de que trabaja más aquí, en España, que en EE.UU.E.P. Pues no sabría decirte. Llevaba un montón de tiempo sin trabajar en España. Yo creo que ha sido una mezcla. He trabajado en Italia, en Francia, en España, en Estados Unidos. XL. ¿En qué nota la crisis económica una sex symbol como usted?E.P. Todos notamos la crisis. El trabajo no es lo que era. Los sueldos, tampoco. Quizá allí, en Los Ángeles, vivimos en una burbuja. Se nota menos, ya que todo está dedicado al cine. XL. ¿Dónde, cómo y con quién celebrará estas Navidades? E.P. Dónde no te lo voy a decir porque ya os conozco. Cómo y con quién, sí. Eso lo tengo claro. Con mi familia, siempre. Y con la familia de quien ya es mi familia, de mi marido. Los adoro. XL. ¿Cómo cenarán?, ¿a la australiana?E.P. [Sonríe]. A nuestra manera. Tratamos de sentirnos felices todos. Lo que sí tenemos claro, tanto él como yo, es que no nos gustar celebrar las Navidades a la americana. XL. ¿Cocinará algo especial? E.P. Cada uno le dará su toque con sus cosas típicas. Yo lo que hago es obligar a todo el mundo que está a mi alrededor a tomar las uvas. XL. ¿Cuál es su plato estrella? E.P. Hago una muy buena tortilla española, que a mi marido le encanta.También nuestro jamón. Lo espera cuando regreso a casa desde España como agua de mayo. De hecho, la tortilla y el jamón son dos productos que, curiosamente, han acabado encantando a todos los australianos. XL. ¿Y yo que pensé que me iba a hablar del sirope de arce?E.P. [Sonríe]. Lo he hecho tres veces en mi vida. La gente lo toma para adelgazar. No tiene nada que ver. No se puede tomar como dieta porque, además, recuperas el peso enseguida. Se trata de una forma, bastante efectiva, de limpiar tu organismo. XL. ¿Qué tal su marido?, ¿sigue tan enamorado como el primer día?E.P. Pues sí. Estamos encantados. Disfrutamos de una luna de miel que parece que no va a acabarse nunca. XL. ¿Qué tiene Chris que no hayan tenido todos los demás?E.P. No lo sé. No sabría definírtelo. Es una cuestión de química. Con él sí que he sentido una especie de conexión que, en el fondo, no sentí con los demás. Mis padres están divorciados y para mí era muy importante tomar la decisión con calma y saber que elegía a la persona adecuada. XL. Le lleva usted siete años. ¿No ha tenido complejo de asaltacunas?E.P. No, en absoluto. Tengo la suerte de que a mí nadie me echa mi edad. Tengo rasgos de niña pequeña. Rasgos de chica del Este. Así que muchas veces me ha ocurrido que me han preguntado si era menor que él [ríe]. XL. Hablemos de Hollywood. ¿Ve a Pe y a Javier Bardem? ¿Queda con ellos?E.P. Es muy difícil. Piensa que ellos, prácticamente, no paran. Cuesta mucho coincidir cuando están allí. Si te encuentras con ellos en algún sitio, por supuesto que nos saludamos y charlamos. También cuando coincidimos en algún festival. XL. ¿Estudia o diseña? E.P. [Ríe]. Pues, últimamente, he diseñado bastante. He colaborado con el diseño de las botellas de cerveza Heineken para una colección llamada Your Heineken World Fashion Cities. Es una edición especial y son las cinco capitales del mundo de la moda. XL. ¿Es usted cervecera?E.P. Sí, he aprendido a degustarla porque a mi marido, como buen australiano, le encanta. Pero yo era más de vino. Siempre me ha gustado explotar el vino español. Yo lo he metido en el mundo del vino y él me ha metido en el de la cerveza. Somos un matrimonio bien avenido en cuestiones de bebida.XL. ¿Es muy distinta la Elsa Pataky que sale en las revistas de la real?E.P. [Sonríe]. Sí. En general, sí. La gente se hace una idea muy superficial cuando te ve en las revistas e imagina cómo eres en realidad. Hay cosas que no puedes ver en las fotos que publican en las revistas. Y menos creerte los comentarios que publican sobre ti. Evidentemente, son casi todos inventados. Si la gente leyese más las entrevistas serias en vez de los cotilleos, te acabaría conociendo mejor.XL. ¿Se acostumbra uno a los cotilleos?E.P. No, nunca. Siempre duelen. Lo único que puedes hacer es aguantarte. Da mucha rabia porque la mayor parte de las veces son noticias que no están comprobadas. Todo lo contrario que nos enseñaron en Periodismo, que siempre hay que contrastar una noticia antes de darla. Pero eso se lo pasan por Las leyes del periodismo no cuentan para ellos.XL. ¿Pesa mucho ser una sex symbol?E.P. No, en mi caso nunca me ha afectado en absoluto. Soy una persona normal. Es lo que me considero. XL. ¿Ha cambiado mucho su vida desde que es la señora de Hemsworth?E.P. No [ríe]. Simplemente que ahora digo mi marido en vez de mi novio . Y es algo que suena mucho más serio. Me encanta lo del anillo cuando algún hombre intenta conversar conmigo en algún sitio por la noche.XL. ¿Le ocurre a menudo eso?E.P. Sí, como a todo el mundo, ¿no? [ríe]. Piensa que en Estados Unidos no soy tan conocida. Allí no me suelen reconocer, que es algo que a mí me encanta. Pero les muestras el anillo y es una indirecta que me gusta y hace que la gente te respete más.XL. Es usted una mujer casada y me cuesta mucho preguntarle esto, pero ¿diría que tener novios famosos la ha beneficiado en algo?E.P. Es que no tiene nada que ver. Solo de oír las palabras novios famosos ya me entran escalofríos. No estás con alguien porque sea famoso o porque no. Lo que pasa es que estás metido en ese mundo y te acabas relacionando con ellos. Es lo normal. Pero ni una cosa te lleva a la otra ni tiene nada que ver con tu carrera. Es totalmente diferente. El único lugar donde se habla de tu vida personal es en las revistas de cotilleo. ¿Qué vas a hacerle? Eso nunca te ayuda en tu carrera. A la hora de darte un papel, nadie te va a pedir con quién estás o con quién no.XL. ¿Qué tiene pensado pedirle a Santa Claus este año?E.P. Que me quede como estoy. No está la vida para pedir mucho este año. Si te digo la verdad, lo único que quiero es seguir haciendo lo que me gusta.

EStilismo Verónica Auáres maquillaje mauro Saccoccini para chanel, peluquería Mauro Saccoccini para Kiehl”s

VESTIDO de plumas, de Antonio García. BROCHE de diamantes y rubíes y SORTIJA de oro, diamantes y coral rosa; ambos, de Aldao. En esta página, Elsa lleva VESTIDO negro, de Dsquared, y COLLAR rígido en oro amarillo con diamantes talla brillante y coral rosa, de Aldao.

VESTIDO rosa empolvado, de See by Chloé. BRAZALETES, uno en oro amarillo con rubíes y brillantes y otro rígido trenzado de oro; ambos, de Aldao.

VESTIDO negro de Dsquared. COLLAR, PULSERAS de oro amarillo y BRAZALETE rígido en oro amarillo y blanco; todo, de Aldao.

por David Benedicte

fotografía Rafa Gallarestilismo Verónica Suárez maquillaje Mauro Saccoccini para Chanelpeluquería Mauro saccoccini para Kiehls