Nací en Tokio (Japón) hace 33 años, pero me crie en Madrid. Hijo de la bailaora Paloma Reyes, que conoció a mi padre, japonés, durante una gira. Interpreto a Oswaldo Wenceslao, Machupichu, en la serie Aída.

Óscar Reyes. La semana anterior, en un capítulo, Mauricio me había dicho. ¿Quién te va a comer ese culito indígena? . Y eso me lo gritaron en la calle, con toda la gente mirando, y solo pude pensar. ¡Pues vas a ser tú! [ríe] .

XLSemanal. ¿Es racista España? 

O.R. Los españoles somos tan racistas como los nigerianos o los latinos.

XL. ¿Cuántas veces ha tenido usted problemas por ser diferente al resto?

O.R. Pocas. Aunque aquí somos muy de poner motes. El mío era El Chino.

XL. Se quejan de la sal gorda y el tono chusco de Aída. ¿Algo que declarar?

O.R. Que no nos metemos en terrenos de humor que están fuera de límite.

XL. Discúlpeme, pero no lo entiendo.

O.R. Por ejemplo, el caso de Marta del Castillo. Sería algo imperdonable reírse de algo así. Pero en España siempre nos hemos metido con todo el mundo.

XL. Ahí voy. Imagínate que al niño se lo queda cualquier indeseable; o peor aún, un catalán . Se lio buena.

O.R. Me parece un acto un poco racista que alcen la voz por haberse metido con los catalanes y no ocurra lo mismo cuando se meten con los demás.

XL. Julia Otero dijo en su Twitter, en referencia a ustedes. Los tontos hacen horas extras . Pues vaya. 

O.R. Viniendo de Julia Otero habrá que escucharlo. Pero me temo que habla de oídas. No ha visto la serie y no ha entendido nuestro sentido del humor.

XL. Los anunciantes se caen de La noria. ¿Eso qué quiere decir? 

O.R. Esa pregunta es comprometidilla, ¿eh? Veamos, esto ha ocurrido por la fuerza de Twitter, y los comerciantes han visto que tienen mucho que perder. La tele no puede superar ciertos límites. Hay cosas que, socialmente, duelen.

XL. ¿Qué opina de la telebasura? 

O.R. ¡Ostras! Vienes cargadito, como los Reyes Magos, ¿eh? Mmmm. Es como Aída. Si quieres, la ves, y si no, no.

XL. El Cheers español se la pegó. ¿Cuál es el éxito del bar Reinols?

O.R. [Ríe]. ¡Eres malo! Qué preguntas. Pues el realismo llevado a extremos.

XL. ¿Qué serviría de tapa a Angela Merkel si aterrizase en su bar?

O.R. Le pondría unos callitos. Para que se le asiente el estómago y, tras la digestión, se sienta como nosotros.

XL. Tiene pinta de haber sido bastante ligón en tiempos. ¿Todavía lo es? 

O.R. Quizá sí. Por aquello del exotismo. Daba mi juego. Pero hacía lo que todos los hombres, lo que nos dejan. Ahora estoy casado y acabo de tener una niña. Estoy atacadito de los nervios.

Buenos humos. No suelo comer nada. Café y un cigarro. Lo sé, está muy mal desayunao, pero es lo que hay. Otra cosa es lo que pasa luego. me apunto el primero al almuerzo .