Una manera distinta de comerse “un queso”

Pastel de berenjena con queso de cabraTiempo de preparación. una hora 

Ingredientes. un pan ecológico (o pan de cuarto), una berenjena, 40 g de aceite de oliva, 5 g de ajo picado, 150 g de lardones finos de panceta, 100 g de jamón de pato, 250 g de leche, 250 g de nata, 4 huevos, un rulo de queso de cabra sin piel de 250 g y cortado en rodajas de medio centímetro, 40 g de mantequilla, sal y pimienta.

Elaboración. en primer lugar se precalienta el horno a 180 grados. Se lava la berenjena, se corta en rodajas de medio centímetro y se van colocando en un bol con agua para que no se oxiden y luego no absorban tanto aceite. Se secan las rodajas de berenjena sobre papel absorbente y se salan por las dos caras. En una sartén con los 40 gramos de aceite de oliva se doran unos dos minutos por cada lado y se colocan sobre una bandeja. Se prepara un sofrito con el ajo y la panceta en el mismo aceite y se vuelca sobre las berenjenas. Se corta el pan en láminas muy finas.Se pinta con mantequilla el molde, para que no se nos pegue, y se van colocando las láminas de pan con sumo cuidado, cubriendo el fondo y las paredes para hacerle una base al pastel. Se ponen, alternando, los 250 gramos de queso con las berenjenas, los lardones de panceta y el jamón de pato.

Acabado y presentación. se baten los huevos y se agregan la leche y la nata. Se pone a punto de pimienta y se vuelca sobre el molde.Se hornea durante 30 minutos, teniendo en cuenta que no se nos cuaje demasiado. Si se empieza a dorar mucho, es conveniente taparlo con papel de aluminio (más o menos los últimos diez minutos). Se sirve acompañado de una ensalada verde.

PASO A PASO

1. Se corta el pan en láminas finas para cubrir la base y las paredes del molde.

2. Se cubre con las rodajas de berenjena doradas en aceite de oliva y el queso.

3. Sobre ellas se vierte el sofrito de ajo y panceta y el jamón de pato.

4. Se incorpora la mezcla de huevos, leche y nata y se hornea media hora, con cuidado de que no se dore mucho.

Mis trucos

A la hora de hacer un pastel o una quiche de estas características, podemos incorporar los ingredientes que más nos gusten (como la de piquillos y queso emmental), el límite está en el cielo.