Con tomate y “mozzarella”, para disfrutar como un niño.

Tiempo de preparación. 20 minutos

Ingredientes. 4 rebanadas de pan de molde, 2 cucharillas de mantequilla, 2 pizcas de sal, 6 hojas de albahaca, 8 lonchas de parmesano (15 g), 6 rodajas de tomate, 2 cucharadas soperas de tomate frito, 2 cucharillas de aceite de oliva y 4 lonchas (de 1 cm) de una bola grande de mozzarella; para la vinagreta, aceite de oliva, vinagre de Módena, sal y pimienta. Además, rúcula.

Elaboración. se unta de mantequilla un lado del pan, se espolvorea la sal y se pone encima una cucharada sopera de tomate frito, unas rodajas de parmesano finas y tres lonchas de tomate. Se vierte un chorrito de aceite de oliva, se espolvorea con sal y se le ponen dos vueltas de molino de pimienta. Se colocan por encima dos lonchas de mozzarella, una hoja de albahaca y un poco de vinagreta. Se cubre con otra rodaja de pan (la parte untada de mantequilla debe quedar hacia el exterior).

Acabado y presentación. se tuestan los sándwiches en tostadora o sartén a fuego muy suave, para que dé tiempo a que se infiltre el calor en el interior. Si se hace a fuego muy alto, se tuesta demasiado por fuera, y por dentro queda frío y sin gracia. Se acompaña con rúcula aliñada con la vinagreta.