Nací en California en 1955. Soy astronauta de la NASA. He volado con Pedro Duque, entre otros. Participo en las jornadas sobre el espacio de la Cátedra UPM y Fundación Elecnor.

XLSemanal. Supongo que de pequeño ya quería ser astronauta.

Stephen K. Robinson. Fui pequeño en el momento justo. Cuando los primeros astronautas comenzaron a volar, eran los héroes de todos los niños y quizá también de los adultos. ¡Todo el mundo quería ser un astronauta!

XL. ¿Sigue siendo así?

S.K.R. ¡Claro! Cada vez que voy a dar una charla a niños pequeños, los veo tan fascinados por el espacio como lo estábamos nosotros. ¡Es la prensa la que ya no está tan fascinada!

XL. ¿La prensa? ¿Y a qué se debe?

S.K.R. ¡Al éxito!

XL. ¿Cómo?

S.K.R. ¡Sí! Ya no parece algo tan peligroso, ya no existe la emoción del fallo potencial. En realidad sigue siendo muy peligroso, pero, cuando tienes éxito vuelo tras vuelo, la prensa pierde interés. Eso es algo que le ocurre a la gente, a los que pagan los impuestos.

XL. Ha volado 1156 horas y ha recorrido en torno a 20 millones de millas en el espacio. ¿El momento más impactante de todos?

S.K.R. Abandonar el planeta por primera vez. ¡Pasan tantas cosas en tan poco tiempo que transforman tu experiencia como ser humano! En esa hora que transcurre desde que dejas la Tierra y te instalas en órbita tienes más experiencias nuevas que en cualquier otro momento de tu vida, excepto quizá el día en que naces.

XL. ¿Y los paseos espaciales? 

S.K.R. No hay con qué compararlo, salvo la sensación de sentirte pequeño. Todo lo que puedes ver que no ha sido construido por el hombre es mucho más viejo y mucho más grande tú.

XL. La vida ahí arriba ¿no es como un Gran Hermano? ¿Se pelean por quién lava los platos?

S.K.R. ¡Claro! [Ríe]. Puede ser muy difícil, trabajas mucho y estás cansado. Pero hay algo que lo hace distinto de cualquier otro ámbito de la vida. si estamos en el espacio, a lo mejor no nos llevamos bien, pero yo dependo de ti y tú de mí.

XL. ¿Y el próximo viaje tripulado a la Luna?, ¿lo veremos?

S.K.R. Sí. Es todo cuestión de dinero .

XL. Y no es precisamente el mejor momento en ese sentido

S.K.R. No será pronto, claro, pero ocurrirá. Somos una raza exploradora y un día llegaremos a Marte, pero para hacerlo tenemos que aprender ciertas cosas que solo puedes aprender en la Luna. Así que volveremos.