Nací en Cádiz en el 69. Antes del verano estreno Fuera de juego y en septiembre empiezo a rodar La gran vida, una serie para televisión con José Mota. De momento, no me quejo.

Nací en Cádiz en el 69. Antes del verano estreno `Fuera de juego´ y en septiembre empiezo a rodar `La gran vida´, una serie para televisión con José Mota. De momento, no me quejo.

XLSemanal. A dos películas por año, la crisis no la ve ni de lejos.

Fernando Tejero. La noto, sí; ahí estoy rebajando sueldos y, como todo el mundo, bajándome un poco los pantalones porque, si no, viene otro y te levanta el curro.

XL. Lleva ya cuatro películas sobre el mundo del fútbol sin gustarle este deporte.

F.T. Esta es la magia del cine. No detesto el fútbol, pero ahora empieza a interesarme más [risas].

XL. Es hijo de torero y hermano de dos banderilleros; por cierto, uno de ellos es idéntico a usted.

F.T. Sí, sí [se ríe], pero yo jamás me vestiría de luces; ni me gusta ni lo termino de entender.

XL. Así que ni toros ni fútbol. Está como el protagonista argentino de Fuera de juego

F.T. ¡Maricón perdido! ¡Totalmente, sí! Pero me gusta mucho el cine y, en especial, el español.

XL. Rechazó la oferta de presentar los premios Goya.

F.T. Mmmm, me dio mucho miedo. Todo el que los presenta está acojonado por lo que le viene después. Y a mí no me va la marcha.

XL. Pues la de la noche hubo un tiempo en que sí le iba

F.T. [Se ríe]. Reconozco que me gusta mucho el mundo de la noche, aunque sea para estar tranquilito en mi casa leyendo un libro.

XL. ¿Quééé? 

F.T. Hoy salgo, exclusivamente, para ligar. Si tuviera pareja no saldría, porque me aburre. Me encantaría estar ya casado y con hijos. Pero a medida que me hago mayor, me vuelvo más puñetero y más egoísta.

XL. Si pudiera, robaría todas las cintas de Aquí no hay quien viva, para que dejen de emitirlas .

F.T. Es que siguen saliendo por no sé cuántos canales. Cuando las veo, es como si Drácula viera un crucifijo. ¡Dios mío! ¿Qué he hecho yo para merecer esto? Me saturó entonces y me satura ahora mucho más. Han pasado seis años y esto es el cuento del haba que nunca se acaba.

XL. Y dice que en Córdoba es usted como Antonio Banderas en Málaga.

F.T. ¡Hombre, sí! pero con menos dinero, con menos chalé y sin una mujer americana al lado. Pero, como él, me siento muy querido en mi tierra. Tanto es así que, si quiero salir a pasear a mis perros, tengo que hacerlo vestido de atracador de banco.