Camille Lacourt es la gran esperanza europea para triunfar en los Juegos Olímpicos de Londres este verano. Pero el campeón de nataciónfrancés 27 años, 2 metros y 85 kilos triunfa también fuera del agua como modelo. Se lo presentamos.

Corría el año 2005, cuando lo que comenzó como un pasatiempo de adolescente se convirtió en su gran pasión. nadar. Especialista en 50 y 100 metros espalda, el Europeo de Budapest de 2010 fue su revelación tras batir el récord de Europa. Para entonces, además, se habían prohibido los bañadores de poliuretano. El año pasado, en el Campeonato del Mundo de Shanghái fue medalla de oro. Sus fans se han rendido a sus encantos.

XLSemanal. ¿Cómo se convirtió en nadador profesional? Cuéntenos su historia.

Camille Lacourt. Fue mi padre quien me llevó a clases de natación ¡para que pudiera ir a pescar con él! Poco a poco, lo que empezó siendo una obligación por motivos de seguridad se convirtió en un placer, el placer se volvió pasión y acabó siendo indispensable.

XL. ¿Qué le hace falta a la natación para equipararse a otros deportes como el fútbol, la fórmula 1 o el baloncesto?

C.L. Los deportes que menciona tienen la ventaja de que el calendario de competiciones es mucho más apretado. Además, los eventos deportivos se organizan con mucho más atractivo.

XL. Después de ganar tantas medallas, la última este verano en Shanghái, ¿cuál es su próximo objetivo?

C.L. Mi único objetivo es ganar el oro en las Olimpiadas de Londres del próximo mes de julio. Es el sueño de cualquier deportista.

XL. ¿Cree que podrá llegar a los 52 segundos en 100 metros espalda?

C.L. Sí, e incluso batirlo. Si se mira a la Luna, se pueden alcanzar las estrellas.

XL. Tuvo que compartir su medalla de oro en las Olimpiadas de Shanghái con un compatriota suyo. ¿La natación goza de popularidad en Francia?

C.L. Es verdad que la natación es cada vez más popular en mi país gracias a deportistas como Laure Manaudou (también nadadora), que han ayudado a impulsar nuestro deporte.

XL. Últimamente ha habido mucha polémica con el uso de los trajes de baño de poliuretano. ¿Cree que le ha favorecido?

C.L. Creo en la igualdad de oportunidades en el deporte. Esos trajes de baño aumentaban la desigualdad de oportunidades. Por eso estoy de acuerdo con la decisión que se ha tomado, independientemente de si me ha favorecido o no.

XL. ¿Qué espera de las Olimpiadas de Londres?

C.L. ¡Espero que se oiga La Marsellesa muchas veces!

XL. ¿En qué piensa un segundo antes de empezar una carrera?

C.L. No estoy seguro de que piense; solo existo.

XL. Cuando empezó a ganar medallas, los patrocinadores se fijaron en usted para que promocionara sus productos. ¿Se considera un sex symbol?

C.L. No, en absoluto. Y espero que tampoco se fijen en mí solo por ese motivo, por mi físico.

XL. ¿Es difícil aceptar y convivir con la fama cuando llega tan de repente?

C.L. Es cierto que hace falta adaptarse, pero es parte de mi trabajo y por ahora no ha sido desagradable.

XL. ¿Qué le gusta más del reloj J12, de Chanel?

C.L. Aprecio la elegancia en general de la gama J12 y en especial el aspecto sport chic del que llevo puesto ahora, el J12 Chromatic.

XL. ¿Pasa mucho tiempo cuidando su físico y su imagen?

C.L. No dedico demasiado tiempo a cuidarme, aunque siempre trato de estar presentable por educación.