He servido como diplomático en todos los gobiernos de la democracia. Fui embajador ante la ONU y me jubilé en 2010. En Los presidentes y la diplomacia (Plaza and Janés) repaso la Transición vista desde dentro.

XLSemanal. En 42 años como diplomático, ¿cuántas veces deseó cantarle a alguien cuatro frescas?

Inocencio Arias. No lo sabe usted bien. En esta profesión tragas sapos uno detrás de otro.

XL. ¿A alguno de nuestros presidentes quizá?

I.A. No, a los cuatro siempre les dije lo que pensaba.

XL. ¿Cuatro? ¡Pero si fueron cinco!

I.A. Nunca trabajé cerca de Zapatero. Aunque es el que más necesitaba que alguien le dijera cuatro frescas. En política exterior improvisó, fue voluntarista, ignorante, infantil y apenas tenía credibilidad.

XL. Él lo sacó de la ONU y lo desterró al Consulado de Los Ángeles. No se estará vengando

I.A. No. Solo analizo su política exterior. Mire, todos los presidentes han dicho. Este país no iba por la senda adecuada y yo lo he encauzado . Pero Zapatero parecía que cada día descubría el Mediterráneo.

XL. ¿No tienden todos los políticos a perder el contacto con la realidad?

I.A. Unos más que otros. Por eso nunca he militado. Los militantes son palmeros; aplauden a rabiar todo lo que dice el líder, diga lo que diga.

XL. ¿Cómo se las arregló para seguir con tan diversos gobiernos? 

I.A. Siendo leal al veredicto de las urnas.

XL. Inició su carrera con Franco y trabajó con Suárez y Calvo Sotelo. ¿No desconfiaron de usted los socialistas?

I.A. Y los populares. Con cada nuevo Gobierno siempre un sector pedía mi cabeza. Excepto con Zapatero, ese sector nunca tuvo fuerza suficiente.

XL. Y el rey, ¿con qué presidente se ha sentido más cómodo?

I.A. Con Suárez y con Felipe. Al primero lo apreciaba mucho. En cuanto a Felipe, entendió enseguida que su apoyo era vital para la monarquía.

XL. ¿Alguna vez ha sufrido una crisis nerviosa ejerciendo su cargo? 

I.A. Defender la intervención en Irak me subió la tensión enormemente, la tengo alta desde entonces. Apoyar una acción armada no se lo deseo a nadie.

XL. Sin embargo, defiende a capa y espada la gestión de Aznar sobre Irak.

I.A. Así es. Se han dicho muchas mentiras sobre la fontanería de nuestro apoyo a la guerra de Irak.El español solo se indigna cuando la mano de EE.UU. se mete en un conflicto. Francia ayudó en Ruanda a los hutus y nunca vi manifestaciones ante la Embajada de Francia. En fin